miércoles, 2 de septiembre de 2015

Pelotazo en la cara

Alianza Lima 0 - San Martín 1

Difícil crónica la que me tocó hoy. Veamos. Perdimos contra el colero y en casa, es duro se diga lo que se diga. 

Las cosas que usualmente exigimos al equipo se cumplieron a medias. La entrega (que es un valor importante y que ha estado escaso en las últimas fechas - y a lo mejor en los últimos años) estuvo presente hoy en Matute. Lo que nos faltó es lo otro y no menos importante: juego. Y con "juego" me refiero a ideas claras en el colectivo e individual, automatismos, contundencia y eficacia, que es finalmente lo que hace ganar partidos. Alianza Lima hoy no jugó, PELEÓ un partido en el que el rival, que también se mostró a la altura de ello (más aún considerando sus necesidades), mostró más recursos colectivos e individuales, lo que terminó gestando una gran victoria para ellos, y un terrible resultado para nuestros intereses. Alianza volvió a perder, sigue cediendo puntos, y sin ganar en el Clausura. Así lo vi.

San Martín nos dio un duro golpe en Matute.

Primer tiempo

Los primeros 45' fueron discretos por ambos bandos. San Martín cedió terreno a Alianza Lima, quizás planeando que la blanquiazul haga sentir su localía para jugar al contragolpe, pero contrariamente a esto el cuadro de Roverano se preocupó más por cortar los circuitos albos en el medio campo. Con el partido mayormente disputado en el medio sector, las oportunidades se dieron a cuenta gotas; un cabezazo de Preciado que pasó cerca del poste izquierdo de Farro y una aproximación a pura fuerza de Míguez, fue lo más claro de una aburridísima primera mitad, aunque, a diez minutos del pitazo, los grones se hicieron dueños territoriales de la pelota, lo que insinuaba cierta mejoría en el complemento.

Segundo tiempo

Ambos conjuntos salieron más decididos en sus roles de protagonista y antagonista. Alianza trató de tenerla más, respetando la tónica de los minutos finales del primer tiempo, y San Martín jugando a aprovechar espacios. Aquí es cuando se traslucen los serios problemas de Alianza. Para comenzar, la elaboración ofensiva le cuesta un mundo al equipo. Tras la ausencia de un verdadero armador, la apuesta de Roverano es tener tres volantes de marca mixtos que puedan, alternativamente, ejercer esa función creativa. Quien suele mostrarse detrás del punta (aguanta, ¿Preciado realmente está jugando de punta?) es Míguez, es decir, el uruguayo hace de una suerte de enganche. Nada más alejado de lo natural, por supuesto. Una cosa es que Míguez se sume al ataque para culminar una jugada elaborada por jugadores de vanguardia, y otra muy distinta que tenga que ser él quien gestione esas jugadas. Y esto también sucede con los otros dos volantes: Atoche y Albarracín, aunque es Atoche el que más asume responsabilidades ofensivas, mientras que Albarracín se queda más a asistir a la defensa. Landauri y Costa por los lados no están trascendiendo, 'tití' porque hace buen rato que no lanza centros decentes, pero sobre todo Costa, quien por características de juego queda con asiduidad a tiro de gol, y se sigue fallando goles. La falla de hoy fue probablemente un momento bisagra en el partido. Haciendo un paralelo, en otro San Martín - Alianza, este yerro me recuerda al gol que se falló Mana en la semifinal por el Torneo del Inca de este año, y al final el resultado terminó condenando aún más esa jugada (como sucedió hoy, pero a la inversa). Para no ir tan a lo específico, recordemos la vieja frase: goles que no haces... Y con esa defensa tan endeble como escudo, llegó el gol de San Martín esta noche al minuto 89, y nuevamente perdimos tres puntos que a la larga podrían ser vitales.

La entrega de Preciado siempre es rescatable.
Costa no puede seguir fallando 

Son jugadas clave. Un partido a veces se define por un momento de claridad, nanosegundos donde hay que demostrar destreza y entereza. Insisto, por características de juego, Costa es el que suele terminar las jugadas. Antes las metía, ahora no, ¿por qué?, ¿ansiedad?, ¿no puede superar aún los demonios de Ayacucho?, perdonen pero, ¡esas son huevadas! Un jugador profesional tiene que saber también rehacerse. Y, ojo, no es solo eso lo que está fallando en Costa, desde dificultades para controlar el balón hasta pases errados están condenando al chato a comerse un buen rato en el banco de suplentes (ahora que Manco y Peña están al acecho, con mayor razón).

Aldaír Rodríguez, el fiel reflejo de la actualidad de nuestras canteras

Aldaír debe ser un gran muchacho, seguramente, pero también debe ser uno de los peores refuerzos de la cantera que hemos visto en los últimos años. La hinchada, acostumbrada a ver que las soluciones llegan desde las divisiones inferiores, dictamina que su estadía en Matute es gratuita e innecesaria. Para que se entienda la idea, lo más probable es que este sea su último año en Lima y en 2016 vaya a un equipo del interior donde haga goles esporádicamente, pero en Alianza, en nuestro primer equipo, con toda la presión que eso implica, no la va a ver jamás. Este chico es el fiel reflejo de lo que hoy son nuestras canteras. Vean nuestros equipos de reserva en las últimas competencias y convénzanse (si hiciera falta) de que ya no tenemos mucho que rescatar ahí. Entre el abandono dirigencial y la famosa argolla, nuestras otroras infalibles canteras se han convertido en un terreno baldío.

Costa, no puedes seguir fallado...
¿Le queda grande el buzo?

Desde que se le confirmó como DT oficial del primer equipo, Gustavo Roverano dejó atrás la racha de cinco partidos con victorias al hilo, quedando al desnudo sus fallas al momento de plantear y replantear los partidos. Son muchos los que piden su renuncia inmediata, pero lo cierto es que la semana pasada la actual directiva le "renovó la confianza" hasta fin de año. ¿Qué habrá pasado para que, luego de su designación oficial, dejara de obtener buenos resultados?, no lo sé. En mi opinión, y esto lo dije mucho antes de que tomara el puesto, incluso durante su buena racha, en varios artículos de esta misma página, Roverano nunca debió ser el DT oficial del primer equipo, por la simple razón de que aún le falta muchísimo andamiaje para hacerse cargo de un equipo con tantas necesidades y aspiraciones. Está en camino a convertirse en un nuevo caso estilo Pepe Soto, en un DT que se "quema" la carrera innecesariamente asumiendo retos que aún no tiene las capacidades para superar. La directiva, antes de que renuncie Sanguinetti, ha debido buscar un DT hecho y acorde con lo que se le exige al club. Roverano, aunque cueste decirlo, está prácticamente ensayando y "ganando experiencia" en el primer equipo blanquiazul, cuando con este serían nueve años sin salir campeones nacionales. ¿Aún se puede remediar esto?, me temo que no, pues plata no es precisamente lo que sobra en nuestras arcas. Lo que queda es confiar, y exigir, que la 'máscara' encuentre la fórmula, y que la encuentre YA.

Próxima cita

Difícil visita en tierras huanuqueñas, enfrentando a León. El partido será el sábado a las 12:30 pm. La hinchada, como siempre, no abandonará. Pero como bien se escuchó hoy en sur, queremos jugadores (también entrenadores y dirigentes) que quieran salir campeones.

¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: DeChalaca.com

domingo, 30 de agosto de 2015

Mal comienzo, preocupante realidad...

Juan Aurich 2 - 0 Alianza Lima


(Por Don Cornelio)

Más allá del resultado y de que este supone un evidente mal comienzo del Torneo Clausura, la actual situación futbolística de Alianza preocupa. El equipo lleva 4 partidos sin ganar y 3 sin anotar, no encuentra fútbol desde que se fue Cueva y sus otras figuras se diluyeron; Costa no es el mismo desde que falló aquel gol en Ayacucho, Landauri no significa ya desequilibrio, Preciado no encuentra el arco. Si fuera poco, persiste nuestro principal problema, que seguimos esperando que mejore una defensa que ya dio muchas luces de no estar al nivel requerido. Así llegamos al Clausura y así nos recibió Juan Aurich en Lambayeque.

Alianza fue presa de su mal momento. Solamente Míguez intentó en un partido con muchos yerros.

PRIMER TIEMPO:

Alianza salió a buscar desde el saque. Tomó posesión del balón y buscó el área rival desde el medio campo, con Atoche que quedaba anclado y con Miguez y Landauri empujando. Por arriba llegó la primera clara ocasión precisamente con el uruguayo, quien cabeceó y casi puso el primero apenas a los once minutos. Luego intentos por derecha, más empuje en el medio, algún amague por izquierda y otra segunda ocasión para 'Cotorra', quien definió mal frente al arco al minuto veinticinco.

Aurich se defendía y buscaba esporádicamente con disparos de Medrano, su partido era de contragolpe pero pronto encontraría premio a la resistencia. Como ninguna fuerza puede sostenerse indefinidamente, el 'Ciclón' logró sacudirse de la presión blanquiazul y, vaya novedad, en una pelota parada que buscó nuestro área Rengifo logró el gol tras pivoteo de Ramos. Era el 1-0, acaso inmerecido pero real y que no encontró reacción inmediata del equipo íntimo, que después de un tibio intento de Miers se fue al camerino masticando su ineficacia.

La pelota parada volvió a ser nuestro principal déficit.

SEGUNDO TIEMPO:

Cuando se debía mejorar se empeoró. Alianza no se encontró más en un partido que el local tenía controlado y que a los de Roverano les era claramente ajeno. De entrada Medrano tuvo una chance, Pacheco y Tejada también se acercaron con peligro y Míguez, el único que intentaba, no podía llevar en hombros a sus compañeros al ataque. Si ello hubiera sido poco, el técnico lo sustituyó con Aldair Roríguez al tiempo que ingresó a Noronha para remplazar a Costa, moviendo a Preciado del medio. A mi juicio esto dispersó el ataque, perdimos al delantero colombiano y no generamos ni una clara en todo el tiempo restante.

Y entonces pasó lo que tenía que pasar. Desborde de 'Pedro en su casa' Tejada por derecha, nula resistencia de Miers, centro que llega a los pies de Medrano tras superar a Aparicio y premio para el juvenil aurichista por su buen partido. Era el 2-0 y con él Alianza se fue a los vestuarios antes del pitazo final. Ningún replanteo cambiaría lo que estábamos viendo, que Alianza perdió el alma que había adquirido en un momento dado del Apertura, que Alianza era menos que Aurich y no merecía llevarse puntos de su visita, que el equipo norteño estuvo más cerca del tercero que el victoriano del descuento, en un partido para el olvido.

El desborde de Tejada que concluyó en el gol de Medrano. El panameño, el mejor del partido, hizo lo que quiso por la riesgosa banda de Miers.

APRECIACIONES FINALES:

No hay mucho más por agregar. Alianza fue presa de sus limitaciones. La crisis económica a la que nos sumieron las últimas Directivas, con el colofón inefable de Alarcón, nos está pasando factura desde hace varios años y este 2015 no parece ser la excepción. Ni Susana Cuba ni Christian Bustos, y menos con sus dimes y diretes, le han dado al equipo aquello que a mis ojos es lo primero que se necesita: ¡Resultados deportivos! Porque estos repercutirían en resultados económicos y en verdadera reestructuración institucional.

¿Y para obtener resultados deportivos, qué necesitamos? Un cuerpo técnico capaz y experimentado, un equipo competitivo, en suma un plantel sólido y comprometido, nombres que sin ser rutilantes sumen al objetivo, hombres que sin ser caros 'paguen' su contratación con dedicación y esfuerzo. Por lo pronto no hablemos del técnico, ese debería ser tema zanjado, hablemos más bien de que es urgente reforzar nuestra defensa, pero la Administración parece no haberse dado cuenta, y en cambio siguen sonando cada vez más fuerte nombres que no necesariamente son queridos por el grueso de la hinchada. ¿¡Y para cuándo!?

PRÓXIMA CITA:

El equipo del pueblo recibirá a la Universidad San Martín el miércoles a las 8:00 p.m. en nuestro Templo de Matute. El rival le ganó a Melgar y viene en mejor momento, además de tener que ganar puntos para alejarse de la baja, pero a nosotros nos urge la victoria para que no se nos vaya el Clausura mucho antes de lo esperado.

Fotos: elbocon.pe., Facebook Juan Aurich, Peru.com.

domingo, 9 de agosto de 2015

¿Grandeza igual a éxito? Ni hablar

Una de los posts más interesantes de los últimos días tuvo lugar en la fanpage de nuestro redactor Alejandro de Cotabambas. El tema tuvo muy buena repercusión y llegada en la red social. Muchos hinchas  también compartieron sus opiniones al respecto, encontrando ejemplos que se amoldaban a lo expuesto; algunos otros se mostraron reacios a entender a cabalidad la postura y expresaron su desacuerdo. Lo cierto es que el debate apenas y empieza. ¿Grandeza es igual a éxito?, para Alejandro de Cotabambas la respuesta es no, y aquí sus fundamentos:

Texto publicado el 31 de julio de 2015:

El club Deportivo Municipal, fundado en 1935, posee hasta el momento cuatro títulos máximos del fútbol peruano. El club Deportivo San Martín de Porres, fundado en 2004, ostenta hasta el momento tres títulos máximos del fútbol peruano. 

Según algunos mentecatos, San Martín estaría a un título de alcanzar al Municipal en grandeza, porque, para estos pánfilos por decisión, el único indicador de grandeza de un club deportivo son los campeonatos. ¿San Martín casi tan grande como el Deportivo Municipal? Algo anda mal aquí... 

Para comenzar, resulta demasiado subjetivo tratar de "medir" la grandeza de un club deportivo, primero porque generalmente eso lo hacemos los (apasionados) hinchas (y la verdad, no sé si a un estadístico le agrade mucho la idea de ponderar tantos factores para satisfacer a una masa y ganarse roches con otras, aún así, algunos de esos factores ─como por ejemplo la "tradición"─ le resultarían innegables pero técnicamente incuantificables), y para los hinchas el club de nuestros amores siempre será lo más grande, importante, y preciado. Eso se entiende, se vive así y está bien. 

Sin embargo, a la hora de hablar de números no necesariamente hablamos de grandeza, hablamos de éxito

Nadie puede negar, porque es un hecho matemático, que hasta el momento la 'U', por tener más títulos que ninguno, es hoy en día el club más EXITOSO del fútbol peruano, posición que pasó a ocupar recién en 1990, pues en 1987 empató con Alianza Lima en el palmarés de títulos máximos (esto da lugar a un detalle, según la propia filosofía crema, la 'U' tuvo 59 años de "segundón", casi el 66% del total de su existencia). Pero, ¿éxito es igual que grandeza? De ninguna manera.

Para entenderlo mejor, volvamos al ejemplo del Municipal y la San Martín, tratemos de olvidar por un momento simpatías o antipatías, cotejemos un poco el factor SIGNIFICADO de ambos clubes, echemos un vistazo a sus disímiles historias, valoremos lo que despiertan ambas camisetas en la afición, comparemos, y ahora pensemos, ¿sería justo que la San Martín esté a un título de ser tan grande como el Municipal? 

Las copas NO se oxidan, pero no lo son todo

Para mí, los títulos son muy importantes porque plasman en éxitos la campaña de un club durante el año, es decir, tener copas es importante para un club grande porque estas reflejan cuánto éxito tuvo a lo largo de la historia; eso para los hinchas es alegría y motivo de orgullo, mientras a nivel de imagen institucional vale bastante (de hecho, el marketing agradece el éxito de un club muy encarecidamente), y por eso siempre hay que exigirle a nuestros clubes que lo consigan. Pero de ahí a decir que la cantidad de títulos es el único indicador de grandeza de un club... No lo creo.

¿Las copas "se oxidan"? NO, no es así; sabemos que algunos hinchas de Alianza han querido plasmar así la idea, pero El Blog Íntimo discrepa completamente de esa frase (y si no lo creen son libres de buscar una sola publicación donde se diga esa frase expresamente, que estamos de acuerdo con ella, o donde se explique por qué tener títulos no vale), las copas valen lo suyo, y pesan, pero hay otras cosas, el problema es que, en algunos casos, esas otras cosas o son débiles, o simplemente no existen. Entonces se entiende, pues, la fijación en el éxito como el único indicador de grandeza. 

Actualización 

Queriendo o no queriendo, la FIFA, en su saludo cordial por el aniversario del Club Universitario de Deportes, CONFIRMÓ esta posición, indicando expresamente lo que es la 'U': "El club más exitoso del Perú", no dijo grande, ni importante, ni popular, ni querido, dijo "EXITOSO"; quien lo interprete de otra forma que chape su diccionario inglés - español, o que vaya al oftalmólogo, o que vaya al siquiatra.

Feliz aniversario, club más exitoso.
Actualización 2

Me sigo preguntando qué institución fue la que realmente estuvo de aniversario esta semana. Bueno...

Feliz aniversario, Federación Universitaria (?)
Imágenes: Capturas de la web.

viernes, 7 de agosto de 2015

1947 Año de las rodilleras y de (U)n nuevo abandono

En nuestra anterior entrega tratamos sobre el primer clásico de la vergüenza, donde un avasallador Alianza sometía a sus contrincantes con amplias goleadas hasta la octava fecha del Campeonato Peruano de 1931. La novena fecha era el turno de la Federación Universitaria (hoy, se supone, Universitario de Deportes) pero este club decidió perder el partido por Walk Over. 

Ahora trataremos sobre un "clásico abandono" que sucedió en el año 1947, año en el que Universitario de Deportes y Sporting Tabaco (hoy Sporting Cristal, y esto hay que decirlo también) quedaron últimos en la tabla de posiciones debiendo definir cuál de los dos descendía, pero que "un milagro del destino" (entiéndase influencias dirigenciales, ruegos de la prensa especializada, negocios turbios y rodilleras en general) hizo que, JUSTO EN ESE PRECISO MOMENTO, se suspendiera la baja para ese campeonato. Ayayay... Bueno.

Así anunciaban los medios de prensa el clásico de agosto de 1947.

Era el mes de agosto del año 1947, no era uno de los mejores campeonatos para Alianza Lima, que se ubicaba sexto en la tabla de posiciones seguido de Universitario de Deportes en la sétima ubicación.

La "ventaja" de Universitario sobre Alianza Lima, para ese clásico, era que contaba con su equipo titular completo, a diferencia de Alianza Lima, que tenía varias bajas en sus filas debido a tener varios jugadores enfermos, según los medios de prensa. A pesar de esa desventaja, el elenco blanquiazul no decidió perder el partido por Walk Over, como lo hizo el elenco crema en el año 1931, y optó por enfrentar el clásico con lo que tenía.

A pesar de tener bajas en el plantel, Alianza Lima decidió jugar el clásico (aprendan).

Y para demostrar que Alianza, pese a la desventaja, quiso enfrentar a su clásico rival, alineó en el arco ¡¡a su mejor defensa!! nada más ni nada menos que a Fuentes, que era back central, y que a la postre sería el "causante" del abandono crema en este clásico.

Alianza no contó con "chocolatín" Heredia y alineó en el arco a su mejor defensa

La fiesta grone comenzó rápido, a los 3', Gómez Sánchez dispara sobre la marca del crema Luna y anota el primer tanto para Alianza Lima, a los 36' el mismo Gómez Sánchez anota de cabeza tras un pase de "chupón" Castillo de tiro de esquina decretando el 2-0 parcial.

Para el segundo tiempo, a pesar de una leve mejoría crema, Vargas aumentaría el marcador a favor de los grones a los 55', originando las protestas de la hinchada crema hacia su dirigencia. Y para poner el último tanto de la tarde, Roberto Castillo anota el cuarto tras una gran jugada de su hermano Félix, a los 70' (fatídico minuto crema, al parecer), encendiendo aún más los ánimos de los hinchas merengues.

Minuto 70', cualquier semejanza con la actualidad es pura coincidencia...

Pero aquí no acabaría todo, ya que al minuto 73' se cobra un penal a favor de Universitario de Deportes, que el buen Lolo Fernández (sí, también estaba en la cancha) se dispuso a patear. Se encontraban frente a frente el "cañonero" (aquel del que se dice que rompía redes, destrozaba arcos, lesionaba arqueros y un largo etc.)  y un improvisado arquero aliancista. Lolo dispara con violencia, pero Fuentes intuye el remate del cañonero y ataja el disparo saliendo sano y salvo (uf, sobreviví, habrá pensado). Esto ocasionó que los hinchas cremas tuvieran la "original" idea de ingresar al campo a agredir a sus jugadores quienes, ni cortos ni perezosos, abandonaron el campo de juego para no retornar nunca más. Esta acción hizo que el réferi del encuentro decretara el final del partido con el marcador de 4-0 a favor de Alianza Lima.

"Original" protesta de los hinchas cremas. Menudo eufemismo.

Por otro lado, los propios medios de prensa resaltaron el espíritu deportivo de Alianza Lima al mandar al campo un once de emergencia y aún así doblegar de manera categórica a su clásico rival (sí, como hace poquito no más).

Así vieron los medios de prensa la victoria blanquiazul.

Lo demás es historia conocida: tras la última fecha regular, Universitario de Deportes y Sporting Tabaco quedaron ÚLTIMOS (aunque aquí hay que decir que la 'U' quedó último y ST penúltimo, por diferencia de goles aunque hayan empatado en puntos) en la tabla de posiciones de dicho campeonato y debieron definir la baja, pero... Glup, glup... ya se sabe lo demás.

30 de Agosto (U)n nuevo abandono ¿Los medios de prensa publicarán algo al respecto en esa fecha? esperaremos sentados.

Por El Poeta de la Zurda
Fotos: Archivo EBI

El clásico de los sinvergüenzas

De huidas y (extrañas) excusas

Cualquiera puede hablarnos de vergüenza, menos los hinchas de Universitario, ¿por qué?, simplemente porque no tienen vergüenza, lo cual es algo que vienen demostrando desde tiempos inmemoriales. Hoy hablaremos del 'clásico de los sinvergüenzas'. Mucha atención, que lo que se viene es de lectura obligatoria.

¿Como iban Alianza Lima y la Federación Universitaria en aquel torneo?

Corría el mes de junio del año 1931, era el año en el que Alianza Lima empezaría a escribir una de las etapas mas gloriosas de su historia, tan es así que al equipo de ese entonces se le conoce como "El Equipo de Oro". Esta etapa del club victoriano marcaría tres grandes récords en el fútbol peruano: 3 campeonatos ganados de manera consecutiva e invicta (1931, 1932 y 1933), la mayor cantidad de partidos que un equipo peruano ha pasado invicto en campeonatos oficiales (27 partidos), y el único Tetracampeonato del fútbol peruano de primera división (1931, 1932, 1933 y 1934), récords que hasta el día de hoy no han podido ser igualados ni mucho menos superados.

Pero enfocándonos en el Campeonato del Fútbol Peruano de 1931, este se desarrollaba de manera normal hasta la octava fecha, con un Alianza Lima que arrollaba a todos sus rivales. Apunte:
  • Fecha 1: Alianza Frigorífico 6-1
  • Fecha 2: Lawn Tenis 5-1
  • Fecha 3: Tarapacá Ferrocarril 5-0
  • Fecha 4: Hidroaviación 2-0
  • Fecha 5: Circolo Sportivo Italiano 10-0
  • Fecha 6: Ciclista Lima 10-1
  • Fecha 7: Sportivo Unión 3-0
  • Fecha 8: Unión Buenos Aires 3-1
El rival de la novena fecha era la Federación Universitaria (hoy, se supone, Universitario de Deportes), club que, sin explicar razón lógica o aparente, decidió perder por walk over (WO) dicho partido. Si bien es cierto que los cremas enviaron una carta a la Federación Peruana de Fútbol indicando que no iban a presentarse a dicho partido, el motivo expuesto en dicha carta nunca se dio a conocer a la opinión pública.

Programación de los partidos ante la ausencia del primer equipo de la Federación Universitaria.

En días posteriores al WO, los medios de prensa indicaban que el motivo por el cual el elenco estudiantil no se presentaba a disputar el encuentro, era porque varios de sus mejores jugadores "se enfermaron", no indican lesiones, indican simplemente que varios estaban "enfermos".

Recorte que señala el probable motivo del walk over.

Pero... ¿Qué fue lo que realmente sucedió?

Como vimos líneas arriba, Alianza Lima arrollaba a todos sus rivales con tremendas goleadas, algunas hasta de escándalo, lo cual le permitía estar cómodo en la cima de la Tabla de Posiciones de los Primeros Equipos y de la Tabla Acumulada, mientras la Federación Universitaria se ubicaba en la tercera posición de la tabla de Primeros Equipos y de la Tabla Acumulada, es decir, la Federación Universitaria no estaba tan mal ubicada.

Tabla de Posiciones culminada la Fecha 8 del Campeonato.

A diferencia de Alianza Lima, la Federación Universitaria tenía un campeonato irregular, de modo que en su partido previo al W.O. cayó por 5-3 ante el Hidroaviación; entonces los medios de prensa, muy hábilmente y ante la evidente diferencia de realidades entre ambos equipos, pronosticaban lo que se venía: una goleada del elenco blanquiazul al clásico rival.


Pero tal parece que no solo los medios de prensa sabían lo que se venía, sino también los jugadores cremas, quienes "se enfermaron" intempestivamente; AJÁ... probablemente se les aflojó el estómago o les sobrevino una incontinencia urinaria de solo saber que se pararían frente a un camión que venía a toda velocidad y, así, decidieron evitarse el roche y no presentarse al partido, comunicando el hecho a la Federación Peruana de Fútbol. Pero tomar esa especulación como un hecho fehaciente sería una exageración, ¿verdad?.. Pues bien, eso es precisamente lo que hacen estos señores cremas (y su asalariada prensa) cuando asumen que René Pinto y Eugenio La Rosa fingieron lesiones para no ser goleados varias décadas después, el 3 de agosto de 1988, en el (mal) llamado 'clásico de la vergüenza'. Pero para carepalos, llámenlos...


Queda así registrado por la historia que el 21 de junio de 1931, los "mejores" jugadores del elenco estudiantil "se enfermaron" de manera intempestiva, y su dirigencia prefirió no enfrentarse al cuadro blanquiazul, aunque para su siguiente encuentro sus jugadores "milagrosamente" se recuperaron. Queda registrado el 21 de junio de 1931 como el 'clásico de los sinvergüenzas'.

Por otro lado, la revista Sport Gráfico publicaría dos días después una caricatura que retrataba el hecho de una manera graciosa y hasta didáctica: La famosa imagen de un brioso gallo negro que representaba a Alianza Lima y una gallina que representaba a la Federación Universitaria (en el dibujo "Universidad", ya vemos que desde ese entonces los troleaban) huyendo de su contendor.


A ver si los medios de prensa publican cada 21 de junio este vergonzoso episodio de los clásicos del fútbol peruano. Al margen de especulaciones, la historia no miente.

Por El Poeta de la Zurda 
Fotos: Archivo EBI

lunes, 3 de agosto de 2015

¿Vergüenza?, vergüenza es lo que te falta

Una reflexión sobre el llamado 'clásico de la vergüenza'

Antes de empezar de lleno este post, me pregunto, ¿por qué la prensa recuerda tanto el llamado 'clásico de la vergüenza', y poco o nada dice sobre las DOS VECES en las que Universitario NI SIQUIERA se presentó en cancha para enfrentar a Alianza Lima?, ¿por qué no hablan de los tantos clásicos en los que los cremas tuvieron que recurrir a las patadas (o hasta puñetes) tras ser superados en la cancha (me viene a la mente el cobarde puñetazo de Nunes a Kopriva, por el cual, para algunos "hinchas" merengues, el paraguayo se volvió una especie de ídolo)?, ¿por qué no dicen nada sobre esto?; ellos lo sabrán, aunque creo que la respuesta es obvia, ¿no?.. Aquí lo que vende es el cuento, el morbo, la exageración, el amarillismo; coincidentemente, ingredientes claros de la identidad marketera crema 'gordogonzalezca'. 

Ahora bien, lo que un aliancista (que, ojo, no debe tener ningún temor al hablar de este picante tema, sino todo lo contrario) debe saber sobre ese polémico partido de 1988 es que, en primer lugar, fue un mal (por no decir pésimo) partido de Alianza, en el cual el equipo nunca se acentuó y se vio claramente superado por la 'U' desde el inicio hasta el final. Esto llevó poco a poco al descontrol; se cometieron faltas absurdas, se hicieron desaforados reclamos, llegaron las expulsiones y, finalmente, quizás producto del trajín del juego (y de un toque de mala suerte) se nos lesionaron jugadores, por lo que el árbitro, al ver que había menos de siete jugadores habilitados en campo, se pegó a las reglas y decidió dar por terminado el encuentro cuyo marcador final fue 2 a 0. ¿Qué hizo la hinchada crema y luego la prensa?, lo obvio e inmediato: ESPECULAR. 

¿La hinchada crema estaba en su derecho?, sí, esto es fútbol, hay folklore, hay rivalidad; si estás en la tribuna en un clásico caliente, ves que un jugador rival se tira a la cancha y dice que ya no puede jugar, lo primero que vas a decir es que está arrugando. ¿No lo haríamos nosotros?, yo sí, y lo digo con total franqueza. Pero el tema aquí es que no porque yo lo diga, o porque el colectivo lo diga, o porque la prensa lo diga, esa mera especulación pasará a ser un hecho comprobado. Siempre será un misterio si esos jugadores fingieron lesión para no soportar la avalancha crema que SUPUESTAMENTE se venía. Siempre. La verdad está solo con ellos, y probablemente morirá con ellos. 

Simplemente no tienen cara.
Lo que fastidia es que año tras año la prensa (sí, la prensa, no la hinchada crema que, insisto, por ser hinchada tiene derecho a inventarse la historia que quiera inventarse, y aquí estaremos siempre nosotros para rebatir y tirar al piso sus mitos) narre esta historia como si fuera un hecho fehaciente, como si en una entrevista audiovisual Eugenio La Rosa o René Pinto hayan confesado que mintieron, que no estaban lesionados y que tenían miedo de comerse una goleada. He aquí, entonces, la clara diferencia entre mentir y generar morbo o polémica; y en el caso de la prensa, lo segundo podría valer, pero NUNCA lo primero, pues la profesión se basa en la búsqueda constante de la verdad a través de la objetividad. 

(Off topic: seguramente hubo clásicos así de calientes muchas veces en la historia, ¿cuál fue el pecado del clásico de 1988?, que fue por Copa Libertadores. por lo que el encuentro captó más atención de lo normal, incluyendo prensa extranjera. Si el partido hubiese sido por el torneo local de seguro no habría tanta "indignación"). 

Y si me preguntan a mí qué opino de lo ocurrido en 1988, diría que aquel clásico es de esos que uno quisiera borrar del historial, por lo mal que se planteó, por lo mal que se jugó, por el descontrol, porque el rival de siempre nos superaba, y porque todo eso duele mucho. Pero de ahí a llamarlo 'clásico de la vergüenza' me parece que hay mucho trecho. Lo que a mí me daría vergüenza, más bien, sería ver a mi club poniendo excusas tontas para no presentarse en el campo, ver intentos de soborno (y quién sabe qué más cosas) para conseguir objetivos deportivos, aferrarse a la primera división de manera anti-reglamentaria, negándose a jugar el partido definitorio por el descenso, estafar a la constructora que nos hizo un bello e innecesariamente grande estadio, y ese tipo de cosas que escapan totalmente del espíritu de deportividad que debe primar siempre en el fútbol. 

Un partido descontrolado lo puede tener cualquiera, pero una subcultura que le hace apología a la trampa (y para colmo, en algunos casos, que despierta un extraño orgullo por sobreponerse a las adversidades cueste lo que cueste) solo la tienen los que carecen de vergüenza. A ver si la prensa dice algo de esto algún día también...

Por Alejandro de Cotabambas

domingo, 2 de agosto de 2015

Erupción de errores

FBC Melgar 3 – Alianza Lima 1

Lo que se dijo en la anterior crónica y en el Facebook: los partidos que se nos venían ya no serían como los anteriores, con goleadas y relativamente sencillos. Todos los equipos se juegan sus propios finales, tanto para permanecer como para ascender en la tabla de posiciones. El partido de anoche no fue la excepción. Ya no jugábamos con UTC o Unión Comercio, sino con un equipo que ha venido ascendiendo en la tabla de posiciones y en una cancha difícil. Melgar de Arequipa, con un buen plantel y planteamiento, nos ganó sin discusiones, vuelve a la pelea por el Apertura y nos relega en la tabla antes de la fecha de descanso.

Escribe: El Chiquillo

Así alinearon

Ficha técnica del partido (Fuente: Soccerway.com)


Primer tiempo
Contrariamente al resto del partido, fue buena presión de Alianza los primeros minutos. No más durante los primeros cinco minutos, un disparo de Albarracín de fuera del área y cabezazo de Costa tras centro de Landauri avisaban de que Alianza quería quedarse con los tres puntos. El arquero Alvárez salvó a Melgar en ambas. Luego de pasados los primeros quince, el accionar grone empezaba a decaer, sobretodo en los zagueros laterales quienes se veían sobrepasados constantemente. Así llegó el gol de Melgar, tras una incursión por la banda derecha y un centro atrás, conecta Ruidiaz y el rebote es tomado por Fernández quien amaga y define con el arco solo. Tremenda desatención de la defensa, sobre todo de Li (por su lenta reacción tras el rebote) y por Aparicio, quien empezó a pedir posición adelantada antes que marcar, en una tara horrible que suelen arrastrar los defensas peruanos desde hace años y que debe ser erradicada.

Mala marcación de nuestros laterales, tanto titulares como suplentes, en el partido de ayer

Los minutos que siguieron fueron de una gran presión por parte de Melgar. Alianza no llegaba, y solo intentaba a través de pelotas paradas durante la primera media hora. Por esa via tuvimos una clara en la que Koichi no sabe cómo cabecear tras un centro de Landauri y desperdicia una gran oportunidad de gol. Gabriel Costa se veía apagado durante el partido, no lograba penetrar el cerco defensivo y solo parecía que el centro hacia Noronha o Preciado era la única forma de llegar al rival. Pero, aunque joda, de esta forma llegó el empate: Landauri centra al área y, tras una mala salida del arquero y posterior pelotera en el área, el balón le queda a Atoche quien le pega de volea hacia el arco desguarnecido para empatar el partido. Cuando menos lo merecíamos. Así terminaría el primer tiempo.

Segundo tiempo
Los primeros minutos fueron similares a los de la primera etapa: fallando goles que luego lamentaríamos: La sal de Costa de cara a las redes y lo mal que le pegó Landauri en la jugada posterior fueron las dos que tuvimos empezando esa segunda etapa. No obstante, Alianza llegaba más a través del toque que en el primer tiempo pero seguía fallando en ese último pase.

Mientras tanto, seguíamos haciendo agua en nuestro campo. Al minuto 68, Aparicio regala una pelota al “Cachete” Zúñiga. Ay, Koichi. No sé qué hubiera sido si no hubiera estado Butrón para salvar tu pellejo luego del blooper. Eso, al menos, permitía prolongar el empate y pensar en que podía ganarse aún. Pero faltaban aún más errores, tanto en el campo como en el banco. Digo esto último porque no recuerdo un partido en el que los laterales que suelen ser titulares entren al segundo tiempo, por eso no entiendo por qué entraron Trujillo y Guizasola en el segundo tiempo.

En la cancha, Araujo, el otro central, fue el siguiente en fallar al soltar a Fernández quien define de media vuelta tras un pase de Montaño y un buen control posterior a los 80 minutos. Terrible error que costó un gol de los locales. Nuevamente, cuando menos lo merecíamos.

Enchufadísimo Fernández. No desperdició las ocasiones que tuvo, en complicidad con la defensa.

Anoche, nos faltó ese pase final. Nos quedábamos en tres cuartos de cancha y el cerebro que anoche nos faltó sí lo tenían en la vereda de enfrente. Montaño, ese habilidoso volante que siempre piensa rápido, fue nuestro verdugo con su tremendo pase hacia Zúñiga en una contra luego de un tiro libre mal pateado. Los centrales no llegaron, tampoco los laterales y Zúñiga definió solo. El gol que sentenciaba el partido luego de un error tonto, como toda la noche. Los minutos finales fueron de pura bronca, con Melgar ya asentado en la cancha y tocando como querían. Así acababa el partido, con tres puntos que no debimos perder, un partido de quiebre en una fecha en que los rivales directos sumaron (Cristal y Melgar) y nosotros no.

Apreciaciones finales

Mal partido de Alianza. Salvo las arremetidas en los primeros minutos de cada tiempo, no hubo un libreto de juego definido y el partido, a mi parecer, se planteó mal desde la alineación inicial. El planteo erróneo, la sal de Costa, las desatenciones defensivas; todo eso mezclado hizo que perdiéramos el partido.

Próxima cita

La suerte parece estar de nuestro lado porque Municipal, el puntero hasta el cierre de esta crónica, no logró sumar en su visita al Cusco por lo que sigue un punto por encima de nosotros. La siguiente fecha nos toca descansar, lo cual puede servir para descansar de varios partidos seguidos pero también hace que los rivales directos puedan seguir sumando. De todas formas, tenemos una final adelantada ante Deportivo Municipal el próximo fin de semana en el partido más importante de este torneo para nosotros y que puede decidir nuestra suerte en el Campeonato.


¡ARRIBA ALIANZA CARAJO!

Fotos: Prensa FCB Melgar, Soccerway.com