lunes, 15 de diciembre de 2014

Encuesta: Mejor arquero Alianza Lima 2014

Desde Peñarol: El central uruguayo que podría reemplazar a Walter Ibáñez

La partida del "colo" Ibáñez parece inminente dadas las condiciones "complicadas" que la directiva aliancista le ha puesto al jugador, por ello han comenzado a sonar nombres en La Victoria, nombres que buscarán reemplazar el vacío que dejará el zaguero charrúa. Y hablando de charrúas, precisamente del Uruguay llegaría el nuevo refuerzo íntimo para la temporada 2015. Se trata de Gonzalo Viera, defensor central de 27 años que actualmente milita nada menos que en el poderoso Peñarol.

Suena fuerte: Gonzalo Viera podría ser el nuevo bastión grone.
De buena fuente sabemos que las negociaciones entre el Club Alianza Lima y Viera ya iniciaron hace algunos días, aunque todavía no hay nada concreto. La dirigencia blanquiazul examina este y otros nombres para cubrir la vacante que dejaría Ibáñez. Lo que es prácticamente definitivo es que el central será extranjero. Otro que suena fuerte es Lucas Landa, de 28 años, en la actualidad defensa del Colón de Santa Fe argentino. 

En la lucha por tomar el lugar del "colo", Landa tendría ventaja en las negociaciones por el hecho de que Sanguinetti ya lo conoce, pues lo dirigió en Gimnasia y Esgrima de La Plata en 2008.

Fuente: Tenfield

jueves, 4 de diciembre de 2014

Derrota interna...

Sporting Cristal 1 - Alianza Lima 0


Adiós al título 2014.

Se ha comentado a través de un medio radial que Christian Cueva y Guillermo Sanguinetti tuvieron un altercado previo al partido por razones que aún hay que esclarecer. ¿Por qué empiezo así la crónica sobre esta dolorosa derrota? No porque esté buscando excusas. Cristal ganó en buena ley, ratificó la superioridad demostrada en el partido jugado el 20 de noviembre; sin embargo, lo que sí es absolutamente cuestionable, imperdonable, es que un duelo de egos interno haya provocado que el equipo no saliera a plantear el mejor partido posible, con sus mejores armas (aquí la nota al respecto).

Sanguinetti condenó a Alianza al anteponer el respeto hacia su autoridad por encima del bien común del pueblo aliancista, de su ilusión, del dolor por no alcanzar la gloria en ocho años que ahora se convertirán en nueve. Solo empezando por ahí, quien escribe piensa que el DT uruguayo cumplió su ciclo en La Victoria. Ojo, no intentaré minimizar la culpabilidad de Cueva: es totalmente indignante que dos miembros de un mismo equipo, más allá de las jerarquías, se permitan pelear cuando se debe estar más comprometido y unido al resto que nunca; pero la irresponsable decisión final de llevar la pelea al planteamiento del equipo fue del entrenador y de nadie más.

A lo largo del año, cuando Sanguinetti arrancó con alineaciones "inéditas" en partidos trascendentes, casi siempre le fue mal, y hoy escogió el peor momento para repetir su experimento. Del mismo modo, creo que no llego a contar con los dedos de una mano las veces que supo replantear bien un partido en la temporada, ni siquiera sé si puede llamársele replanteamiento a meter dos (¡un par de veces hasta tres!) puntas y apostar al guerrazo propulsado por la entrega de algunos. Esto se vio en los últimos partidos en los que Alianza se encontró en desventaja: Cristal, Unión Comercio, Melgar y nuevamente Cristal. La más contundente prueba de que solo meter corazón no basta, es que de esos cuatro partidos solo se ganó uno de manera angustiante. 

La seguidilla de partidos en el Clausura en los que Alianza puso el balón al piso y ganó nunca terminó de consolidarse como la realidad de un estilo definido, de una idea. De los partidos que puedo recordar en los que Alianza empezó con el marcador en contra, el único en el que no apeló al pelotazo fue contra Los Caimanes en Matute, equipo que curiosamente descendió hoy a la Segunda División. Sanguinetti nunca terminó de encontrarle el rumbo a un equipo que, sin contar con un gran plantel en cuanto a calidad y cantidad (hoy Cristal nos demostró que estamos lejos de eso), tenía jugadores como para intentar algo más elaborado. Como se dijo, en la opinión de quien escribe, Sanguinetti ya ha cumplido su ciclo en Matute.

Así alinearon:


  • Cambios en Cristal: Balbín por Núñez; Da Silva por Calcaterra; De la Haza por Cazulo.
  • Cambios en Alianza: Cueva por Albarracín; Montes por Aguirre; Cedrón por Atoche.

Primer tiempo:

Ciertamente, el planteamiento inicial de Alianza funcionó mejor que el presentado en el Nacional en el aspecto defensivo, pero solo en cuanto a la contención. En las bandas, por el contrario, Guizasola y Trujillo confirmaron ser nuestras principales falencias defensivas al ser superados por Yotún y Chávez respectivamente, especialmente por el segundo. Las acciones de peligro de Cristal en la primera mitad llegaron por el lado de 'Talara', quien nunca supo cerrar bien su zona. Alianza, por su parte, apelaba al contragolpe sin una transición fluida por el medio, sino a través de pelotas largas buscando a Aguirre y Landauri, para llegar con sus desbordes y/o centros a Guevgueozián. 

Tanto celestes como blanquiazules tuvieron ocasiones, aunque los primeros mostraron mayor jerarquía. Así, Sanguinetti regaló todo el primer tiempo al no utilizar a Cueva ni emplear un planteamiento más imponente ofensivamente, fue por eso que Cristal salió al ataque sin tantas preocupaciones por un contragolpe aliancista certero.

Segundo tiempo:

El trámite del segundo tiempo inició parecido al del primero hasta la jugada que marcaría el encuentro: en el '57 llega una pelota larga para el 'Maxi' Núñez, quien de pecho la deja para que Sergio Blanco remate bajo y rasante al palo derecho de Forsyth. La marca de Núñez fue totalmente soltada por Guizasola, quien se quedó parado pidiendo el off-side. A partir de ahí, volveríamos a lo de siempre.

Es curioso cómo Sanguinetti, cuando se encuentra marcador abajo, tira por la borda el planteamiento inicial: no modifica, sino que cambia completamente el esquema, como reconociendo una gran inutilidad por parte de su propuesta inicial. Tras el gol, volvimos al "guerrazo". Chau a la tan cuidada contención: Cueva por Albarracín y Atoche por Cedrón; chau a los desbordes por la banda derecha: Aguirre por Montes. Si bien los ingresos de Cueva y Cedrón sugerían una búsqueda de mayor elaboración, en realidad significaron solo una pequeña variante para buscar el desborde por los costados y meter pelotazos; o perdón, centros más peligrosos a los dos puntas. Ninguno trascendió y quien terminó cumpliendo esa labor fue Julio Landauri con su enormísima entrega, pero esta vez no bastó. Sin más argumentos que mostrar, Alianza nunca se encontró con el empate hasta el doloroso pitazo final.

El mejor en Alianza fue...


Julio Landauri. De lejos, el aliancista con más entrega a lo largo de todo este 2014. A través de sus desbordes y su empuje por la banda izquierda, logró lanzar varios centros que lamentablemente no encontraron una buena respuesta en el área celeste. Mención honrosa para Joshimar Atoche y George Forsyth, igualmente comprometidos en este partido de definición. El resto... Lo dejamos a criterio de ustedes.

Conclusiones personales:

En medio del dolor, hay que reconocer la justa victoria celeste y el merecimiento del título para un Cristal que sí tenía una filosofía de juego definida. Creo también que no podemos ser tan mezquinos con un Alianza que, lejos de contar con planteles amplios y caros como los de Aurich, Cristal o San Martín, logró luchar el título hasta instancias finales, aunque queda la molestia, la rabia de que algo más pudo hacerse si algunas decisiones se hubieran tomado de mejor manera.

Guillermo Sanguinetti ya dio todo lo que tenía para ofrecer en Alianza, no hay más. Aún me queda la duda de si sería saludable jugar la siempre complicada primera fase de libertadores con un entrenador nuevo, pero la verdad es que ya no me interesa seguir estancado en las limitaciones del 'Topo' como DT, más allá de todo lo que nos hizo pelear en el torneo. También hay zonas que deben reforzarse y jugadores que deben irse, pero sobre eso hablaremos más a fondo en las próximas semanas.

Próxima cita:

Alianza y su gente volverán a unirse para el inicio de la temporada 2015. Doy por descontado que el partido inaugural volverá a ser una fiesta y que el pueblo blanquiazul regresará con el mismo amor y la misma fe de siempre. El dolor pasa, pero el amor por los colores siempre permanecerá intacto.

¡ARRIBA ALIANZA!


Por: El Mago del arco
Fotos: Club Sporting Cristal, El Comercio.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Corazón para vivir

Melgar 2 - Alianza Lima 3

Dicen que si no se sufre, no es de Alianza; y puede que tengan razón. Cada vez que hemos entrado con posibilidades a rectas finales de campeonato, sobre todo las que devinieron en títulos, estas han estado plagado de dificultades y momentos adversos en los que, a pesar de todo, el equipo no se rindió sino que, todo lo contrario, logró sacar adelante la situación a base de amor propio. El fútbol tiene cosas como las ocurridas ayer en el estadio de la UNSA, cuando todos los escenarios daban campeón a un equipo, Alianza logró una victoria en los minutos finales para decirle a todos que no está muerto.


Primer tiempo

Durante la primera etapa del partido, Alianza no logró un juego vistoso ni efectivo sino todo lo contrario: era el equipo local el que se afianzó mejor en el campo y que iba generando mejor fútbol. Wilmer Aguirre, quien arrancó como titular en la habitual posición de Gabriel Costa, no generaba peligro ni desequilibrios. A los 9’ se generó algo de peligro con un disparo de tiro libre de Christian Cueva que dio un bote, confundió a Butrón pero salió desviado sin que nadie conecte el balón. Al primer cuarto de hora, Melgar se afianzaba como el equipo más sólido de la cancha, generando mejores toques, cuidando más la posesión de la pelota y hasta generando jugadas de gol, uno de ellos anulado por posición adelantada pero que tuvo buena jugada previa. Estando así las cosas, lo que más le convenía a Alianza era terminar el primer tiempo con el arco en cero. Lamentablemente, en una jugada en que Araujo se resbala y no marca bien a un atacante rojinegro (¿es mi impresión o hubo muchos resbalones de los aliancistas?) le deja el camino libre para que este lance un servicio y encuentre a Cuesta habilitado quien la empuja dentro del arco de Forsyth. Uno a cero y un gol que golpeaba en el ánimo de los blanquiazules quienes se iban al descanso abajo en el marcador.


Segundo tiempo

En este punto del partido algo tenía que cambiar. Sanguinetti se jugaba el todo por el todo. O seguía intentando en el esquema con el que empezó, o se jugaba todas sus cartas para buscar la victoria, bajo riesgo de ser goleado en el intento. Optó por lo segundo y sacó a Guizasola (de muy bajo nivel en el partido) y a Aguirre por Costa y Mauricio Montes. El equipo pasaba a formar con un 3-5-2 poco convencional y arriesgado, pero era en ese momento o nunca. El ingreso de Costa le cambió la cara a Alianza quien fue, de a pocos, creando más situaciones de peligro. La primera clara fue a los 7’ de la segunda etapa cuando Cueva define desviado teniendo todo para romper el arco. Estando el partido como estaba no podía desperdiciarse una ocasión así. Encima, debido a un supuesto incidente con un paramédico y con un recogebolas, Gabriel Costa se iría expulsado con roja directa.

Con diez hombres se complicó el asunto, pero Alianza no renunció a las tácticas ofensivas. Eso sí, los espacios que iban dejando en el área eran enormes y podían generar un contragolpe letal en cualquier momento. A los 22’ esta táctica dio sus primeros frutos: un servicio al área hacia la ubicación de Mauricio Montes deviene en un pase de pecho de este hacia el centro del área, a espaldas de la defensa. Hacia ese punto acudió Mauro Guevgeozián para sacarse a Butrón y empujarla debajo del arco. El empate fue gritado en todo el Perú mientras que desde Chiclayo andaban a la expectativa. Recién nos estábamos componiendo del gol del empate cuando hay un nuevo ataque para Alianza. Guevgeozián la lleva y sirve al vacío hacia Landauri quien le pega de primera, abajo, fuerte y colocado. GOLAZO de Landauri, un jugador de lo más regular que ha tenido el equipo este año y que cuando aparece con gol, lo hace de manera soberbia. Dos a uno y faltaban veinte aún, todo podía pasar. Y pasó. Una distracción de la defensa de Alianza dejó solo a Minzum Quina quien se sacó a la defensa y fusiló a Forsyth. Otra vez empate, todo empezaba de nuevo. Celebraban el gol en el Rímac y en el Elías Aguirre.

El "Armenio" guerreando, poniendo el primero de su doblete de la tarde de ayer.

Pero ahí no acabaría la historia. Los partidos no duran 70 minutos, duran 90. Esto había que pelearlo hasta el final. Lo que vino en esos 20 minutos fue un suplicio para el hincha grone. En ese tiempo, Forsyth sacó de todo. Tres mano a mano de Melgar fueron los que el “Gringo” logró desviar para mantener el empate transitorio. Estuvo gigante en el arco ese segundo tiempo el popular G&F debido a que ni Ibáñez ni Araujo se daban abasto para parar los ataques de forma eficaz. Ya moría el partido cuando apareció esa sociedad tan querida por todos nosotros: el centro de Landauri y el gol del “Armenio”.  Fue un corner al minuto 86 que Landauri corre para cobrar, saca el centro al segundo palo y Mauro pone de palomita el 3 a 2, ese gol que nos mandaba a partido extra, ese gol que gritaba que no estamos muertos. Nunca lo estuvimos. Los siguientes minutos pasaron lentísimo, pero pasaron y sonó el pitazo final. A esperar las noticias desde Chiclayo, donde todo quedaría empatado y se forzaba un partido extra.


Apreciaciones finales

Para aquellos hinchas de otros equipos que dicen que este partido fue arreglado, que Melgar se echó y no quiso jugar, que les rompimos la mano y otras sandeces, déjenme decirles que me asombra cada vez más su nivel de mediocridad. Es decir ¿Todos los partidos en los que un equipo no concreta ocasiones y el rival termina llevándose la victoria son porque se echó? Pero, claro, porque es Alianza empiezan con la cantaleta, que la CONAR, que CMD, que la ADFP. A nosotros nadie nos ha regalado nada, no tenemos historial de sobornos ni arreglos bajo la mesa. Pero, claro, según todos, nos salió una actuación perfecta: dejándonos meter dos goles que nos dejaban sin nada, expulsando un jugador sin razón alguna, fallando goles fáciles (Cueva en el segundo tiempo). Menos excusas, menos tecla y más juego, señores. Ya en el Torneo del Inca supimos remontar. Esto no es nuevo, es corazón. La fe del pueblo grone continúa intacta.


La Final

Después de vaivenes, de que cada equipo tuviera opciones para cerrarlo y no lo hizo, de que cada equipo dependiera de sí mismo y el resultado se iba de las manos, después de todo eso, todo se define el miércoles a las 8:00 pm en el Nacional (Por el momento, a la espera de garantías por el Ministerio del Interior). Alianza Lima y Sporting Cristal, empatados en puntos en la cima de la tabla, definen el título del Clausura con bajas por ambos lados (Costa en Alianza y Penny en Cristal, ambos por suspensión). La hinchada aliancista irá, como de costumbre, con todo a alentar. No estamos muertos sino más vivos que nunca.


¡¡ARRIBA ALIANZA!!

Por: El Chiquillo
Foto: Club Alianza Lima - Facebook

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Injusticia apaña Justicia

Unión Comercio 1 - Alianza Lima 0

Sé que muchos estamos indignados por la jugada del minuto 93. Los entiendo, yo también enloquecí al momento de la anulación del gol que nos daría el empate. Sin embargo, les voy a pedir que nos centremos más en el análisis del partido en sí antes que en la polémica.


Primer tiempo

El once grone salió al campo del IPD de Moyobamba sintiéndose local por el apoyo de toda la hinchada de San Martín y de regiones cercanas, con todas las ganas puestas en ganarlo y el primer tiempo fue prueba de ello. A los pocos minutos, tuvimos llegadas vía centros que no fueron bien aprovechadas por Míguez y Guevgeozián. Sin embargo, también se iban notando las primeras falencias en el cuadro blanquiazul. Primero, Cueva se mostraba bastante errático con el balón y no lograba distribuir con la misma precisión que en otros partidos. Segundo, los ataques se iban haciendo cada vez más frecuentes por el lado de Guizasola, tanto así que rápidamente se ganó la primera amarilla del partido y estuvo cerca de obtener la segunda. De los rivales, el paraguayo Bogado fue el que más peligro causó en campo grone, tanto en jugadas como en disparos. Por el lado de Alianza, salvo un tiro libre de Trujillo que no logró la curva necesaria para entrar, Alianza no tuvo ocasiones muy claras. Hubo dos, una de Costa y otra de Guevgeozián que no pasaron a mayores debido a resbalones de ambos jugadores al momento de definir. El dominio del partido era parejo para ambos equipos, aunque era claro que el mayor desgaste lo hubiera hecho Alianza.

Desde el primer tiempo se veía que el punto flaco era el sector de marca de Guizasola

 Segundo tiempo

El equipo empezó el segundo tiempo como si no hubiera habido un descanso de quince minutos sino que hubieran seguido corriendo todo ese tiempo pues salieron muy desgastados físicamente. Parecía que no hubieran descansado en absoluto. Guizasola seguía regalando su banda, Costa corría menos por una falta sufrida a inicios del complemento, Cueva seguía apagado y de Cedrón ni qué decir. Con el correr de los minutos esta situación se fue agravando, el resto físico de los jugadores iba apagándose cada vez más y los jugadores de Comercio llegaban cada vez más frecuentemente al arco de Forsyth (quién también estuvo unos momentos sentido).  Viendo el partido, me dio la misma sensación que el partido ante Cristal: unas ganas enormes de meterme a la cancha y empezar a correr y a meter como ninguno de los once que tenían puesta la blanquiazul lo estaban haciendo. Los cambios (Landauri por Costa (?) y Montes por Cedrón). Era desesperante ver como los dos partidos clave del torneo se nos iban de las manos y no se hacía nada al respecto. El segundo tiempo no generamos una sola jugada de riesgo.

Hasta que la justicia cayó por su propio peso. Sucedió en una jugada donde casi la totalidad del plantel tuvo una desidia tremenda para marcar. Primero, una pelota dividida delante de la medialuna del área que Araujo intenta despejar pero cuyo rebote le queda al borde derecho del área a Corcuera. Luego, Guizasola, que es – como todo el partido – incapaz de seguir la pelota como un marcador debe hacerlo, deja que el jugador de Comercio saque el centro rasante. Finalmente, el Colo Ibáñez no sigue la pelota, ni al atacante, sino que está deambulando como muerto vivente en el área y deja que el balón llegue a pies de Chávez, quien solo tiene que empujarla. Una seguidilla grosera de errores fue la que produjo el único gol del partido.

En ese momento, Sanguinetti decidió poner toda la carne en el asador e hizo ingresar a Aguirre en lugar de Guizasola, lo cual solo empeoró las cosas pues, aparte de la invisibilidad del “Zorrito” durante los minutos que jugó, lo poco que marcaba Guizasola se convirtió en nada y cada contragolpe de Comercio nos tuvo en vilo. Por suerte, sus atacantes no fueron capaces de resolver con precisión las ocasiones de las que dispusieron.

Pero los partidos duran hasta que suena el pitazo final y este no había acabado al minuto 92 y medio. Centro al área a la cabeza del centro delantero, este que se escabulle entre dos defensas, se zambulle para impactar el balón de palomita y cruzarla para poner el empate. Sin embargo, nada de eso valdría pues el árbitro Freddy Arellanos, basándose en la decisión del asistente Larry Quijano, decide anular el gol. Viendo las repeticiones, no podemos encontrar ninguna falta que haya cometido el “Armenio” previa al cabezazo. Esto no provocó más que indignación en los jugadores íntimos quienes fueron a increparle a la terna arbitral una decisión tremendamente injusta que perjudica a Alianza camino al título. Arellanos daba el partido por terminado mientras era custodiado por la Policía ante los airados reclamos del plantel blanquiazul. Una vergüenza que malas decisiones como estas terminen por perjudicar a un equipo de esta forma y hasta definiendo un campeonato. El video de abajo muestra el ángulo contrario al visto en la televisión. Juzguen ustedes mismos.



Apreciaciones finales

No obstante, si bien estamos todos asados por eso, tampoco nos engañemos. El aire que nos dio la victoria del domingo junto con la derrota de Sporting Cristal fue consumido y ahora pasamos a depender nuevamente de otros resultados. Aún se puede, sí, pero está cuesta arriba la situación. Podemos todos acá culpar al árbitro y a su asistente de la derrota pero, la verdad, es que el equipo ya era culpable del resultado antes de la jugada polémica. Ojalá que esa desafortunada y lamentable última jugada no  nos ciegue y veamos que el equipo no jugó bien y que el rival fue tuvo mayores argumentos para ganar con una victoria justa.


Última fecha

Así llegamos a la última fecha del Clausura

A esta última fecha, Cristal llega con dos puntos de visita y juega ante los Caimanes en Lambayeque. Alianza Lima visitará a Melgar de Arequipa donde solo conviene ganar y esperar marcador favorable en el otro partido. Sea cual sea el resultado, esta hinchada estará acompañando.


¡Arriba Alianza Lima!

Por: El Chiquillo

Foto: DeChalaca.com
Video: InfoBlanquiazul