jueves, 23 de octubre de 2014

Clásico es llegar de atrás

Alianza Lima 1 - Universitario 0

Vivir un clásico como hincha es siempre una experiencia distinta. Una adrelanina distinta. Un goce distinto. Y cuando se pierde, es también un sufrimiento distinto. Miles de cosas pasan por la cabeza de un hincha cuando se juegan partidos de esa naturaleza. Que la rivalidad, que hay que ganar, que las jodas advertidas, que las discusiones, que las apuestas. Una vez que se logra el objetivo de salir victoriosos, la sensación de placer es indescriptible, y más aún si prácticamente se les ha sacado de carrera. Así es, este partido era uno de esos llamados "clásicos importantes", partidos que los de la vereda del frente suelen jactarse de "ganar siempre". Alianza demostró estar a la altura de lo que pedía este partido, partido friccionado, caliente, frente al rival de siempre, el que suele crecerse cuando ve en la otra esquina una camiseta blanquiazul ─o en este caso blanquimorada─ y que no fue para nada un rival fácil en la noche de miércoles en el Nacional. Alianza Lima se llevó el clásico, es puntero, y así lo vimos:

Frialdad: Tras tremendo pase de Cueva, Cedrón vence a Carvallo convirtiendo un golazo en una noche inolvidable.
Primer tiempo

Alianza Lima alineó con Guevara en el arco, Ibáñez y Araujo en la zaga, Trujillo y Guizasola como laterales, Míguez y Atoche en la contención, Costa y Landauri como volantes laterales, Cueva y Montes como delanteros. 

Pitazo inicial de Manuel Garay y arrancaba el partido. Primeros minutos de estudio mutuo, con ambos equipos intentando adueñarse del medio campo y en base a eso buscar sus ataques. Luego de estos previos, la 'U' se plantó mejor, Rainer Torres y Guarderas tomaron posesión del medio sector, y mediante su mejor jugador actualmente, Alexi Gómez, la crema inquietó más de una vez la portería íntima con remates y centros a Ruidíaz. Cuando tenía la oportunidad, Alianza atacaba con tibieza, como concentrándose más en neutralizar al rival y así esperar que su momento de dominio termine. En este objetivo Atoche y Míguez cumplían una destacada labor, aunque cabe mencionar que Josimar pudo irse expulsado por su vehemencia desmedida en una jugada, pero Garay prefirió guardarse la roja.

(demasiado) Empilado: Atoche jugó un partido aceptable, pero pudo irse expulsado. Debe moderarse.
Cerca de finalizar el primer tiempo, la blanquimorada logró sacudirse de este asedio y generar cierto peligro en el arco de Carvallo. Esto gracias a la habilidad de Cueva para salirse de sus marcadores y las incursiones de Guizasola. Landauri, por su parte, generaba y ejecutaba faltas al borde del área. Uno de estos tiros libres estuvo a punto de poner el primero para los de La Victoria, pero Ibáñez no pudo conectar como sabe y el balón se fue por poco al saque de meta. Fue la más clara en lo que iba del partido. La primera parte terminaría con el marcador a cero.

Segundo tiempo

Luego de reiniciarse las acciones, el primer ataque fue nuevamente crema, pero sería también el último en mucho tiempo, porque a partir de ello Alianza se haría dueño del juego, poniendo a prueba la resistencia defensiva merengue en más de una ocasión, destacando básicamente el juego aéreo, arma archi conocida de los dirigidos por Sanguinetti. Cueva seguía desequilibrando mientras que Montes luchaba cada pelota, cansando a los defensores. Guizasola cada vez más agresivo trepaba y desbordaba, venciendo a Ampuero en cada uno de sus duelos ─aunque sin éxito al momento de centrar─, mientras que Trujillo no tenía la misma suerte con Chávez. Atoche y Gonzáles se fueron expulsados después de una escaramuza que Garay castigó severamente ante los reclamos del DT Óscar Ibáñez. Luego de esto, el partido se hizo más abierto. El desgaste físico empezó a notarse en algunos jugadores cremas, lo cual sería muy bien aprovechado por Alianza. 

Muralla de peso: Fischer Guevara tuvo dos intervenciones notables.
A los 60', Sanguinetti retira del campo a un fundido Julio Landauri. Ingresaba Víctor Cedrón ante algunas silbatinas que más bien pedían la salida de Costa, que en este partido había sido intrascendente. 'Vícan' tomó posición en el campo y empezó a tocar con sus compañeros para seguir manteniendo el balón en poder grone. Sin embargo, a los 64' encontró la profundidad necesaria para marcar una diferencia, combinando con Christian Cueva, quien le puso un balón perfecto superando a los defensores estudiantiles. Cedrón quedó solo ante Carvallo, definió rápido y frío con su pierna más habíl, superándolo y permitiendo así que salga el prolongado grito de gol que se escuchó por todo el país. ¡Golazo de Alianza!, ¡y en qué momento!

La 'U' sintió el golpe de nocaut que significó el gol, se desordenó, y Alianza pudo haberlo aprovechado. Lamentablemente no fue así, pues los íntimos prefirieron tomar recaudo en su zona posterior. Miguel Torres, Alemanno y Ruidíaz estuvieron cerca de poner el empate, pero apareció Fischer Guevara para apagar estos incendios con reacciones felinas ─y poco esperadas─ que contribuyeron a mantener el resultado. En la recta final del partido, Gabriel Costa pudo poner el segundo, pero Rainer lo evitó en una jugada algo polémica ─personalmente, no me parece penal─ luego el "chato" fue cambiado por Albarracín; también ingresó Aldair Rodríguez por Cueva, quien se fue ovacionado. Guizasola y Guarderas se fueron expulsados de manera tonta por otro conato de bronca cerca de la finalización del cotejo. Garay pitó, había terminado un nuevo capítulo de la historia de los clásicos. Alianza Lima ganó, tomó la punta ─pues Melgar había sucumbido en su visita a Ayacucho─ y prácticamente sacó de camino a Universitario en la lucha por el Clausura. Lo celebra el Perú entero menos unos cuantos.

Y el mejor del partido fue...


Por su desequilibrio, sus eternos intentos de encarar, de triangular, de hacer "la distinta", y por su magistral pase al recién ingresado Cedrón para que haga el gol del triunfo, Christian Cueva se llevó más palmas que ninguno del Estadio Nacional. Cumplieron también una destacada labor: el propio Cedrón, que fue determinante, Míguez ─¡cómo se creció en los momentos más calientes del partido!─, Araujo, Ibáñez y Guevara. Mención honrosa para Montes, quien fue en todo momento un dolor de cabeza para los centrales de Ate. En general, todo el equipo estuvo por encima de los seis puntos sobre diez.

Apreciaciones finales

Era un partido vital ─como de seguro lo serán todos en adelante─ con el adherido de que era un clásico, y los clásicos "se tienen que ganar siempre". La 'U' llegaba amenazante, con la fuerza que le daba el hecho de haber pasado una previa tensa ─por la disposición y costo de las entradas a la tribuna norte y los reclamos de la dirigencia ante esta peculiaridad; peculiaridad que ellos habían hecho antes también, claro─ y con la clara intención de evitar que nos apoderemos de la punta ante todo. Como mencioné en la crónica pasada, para la 'U' era prácticamente un partido de descarte, así lo sintieron, y con todo trataron de ganar. Se toparon entonces con un Alianza mucho más sólido y que encuentra respuestas en sus atacantes, incluso en el banco de suplentes. Un Alianza que ahora, gracias a la cuota de habilidad de Cueva, ha logrado ejecutar variantes ofensivas capaces de superar cualquier defensa. La victoria aliancista es el premio a saber mantener un estilo de juego y modificarlo certeramente a partir de un propio reconocimiento de falencias. Nadie estuvo en los bolsillos de Sanguinetti cuando, de seguro, se dio cuenta de que con el modo de juego que implantó a principios de año ya no le iba a alcanzar para más. El reto ahora es no hacernos "Cuevadependientes", aunque ya sabemos que, "sin habilidad", Alianza también se sabe sobreponer.

Así los queremos ver siempre: este fue el camarín de Alianza luego de la victoria.
Próxima cita

A partir de ahora Alianza tendrá que defender la punta en cada partido, y el primer escollo será Sport Huancayo en la ciudad "incontrastable". El partido se jugará el sábado a las 5:30 pm. Un partido difícil que tendremos que afrontar todos, hinchada y jugadores. ¡ARRIBA ALIANZA LIMA!

Por Alejandro de Cotabambas
Fotos: Epensa, Club Alianza Lima

domingo, 19 de octubre de 2014

En su punto

Alianza Lima 2 - León de Huánuco 0

Tras los resultados conocidos de la fecha 7 del Torneo Clausura, era más que importante que Alianza Lima sumara de a tres en casa, ante un rival siempre difícil como León de Huánuco, que venía con todo para tratar de romper su mal momento y de paso volver a meterse en la lucha por el campeonato. La blanquimorada hizo lo suyo en la cancha mientras la hinchada lo hizo en la tribuna. Bajo un buen marco de espectadores, Alianza doblegó a la visita, mostrando un fútbol cada vez más sólido y una adecuada eficacia en el ataque. Esto fue lo que pasó en Matute la tarde de hoy:

Pa' que lo quieran: el primer grito de la tarde desde la garganta de Gabriel Costa.
Primer tiempo

Alianza Lima alineó con Guevara en el arco ─por Forsyth, suspendido─, Araujo e Ibáñez en la zaga, Trujillo y Roberto Guizasola como laterales. En la primera línea de volantes, Míguez y Atoche fueron sociedad, dejando en el ataque lateral a Landauri y Costa. Cueva fue el enganche y Mauricio Montes ─reemplazando a Guevgeozián, quien padece de una lesión muscular leve─ el único punta. Sanguinetti planteaba así su ya conocido esquema.

Desde el primer minuto los victorianos fueron con todo en busca del gol, generando situaciones con la fórmula clásica del centro al punta, generalmente desde los pies de Landauri, mientras que Costa y Cueva trataban de desequilibrar en base a habilidad y velocidad, y Montes luchaba con los centrales absorbiendo marca y generando faltas. Las primeras jugadas de peligro del partido se gestionaron, precisamente, en área huanuqueña, donde Rivera empezó a tomar protagonismo. Por su parte, León contraatacaba utilizando el talento del argentino Diego Manicero, que de vez en cuando se daba maña para crear zozobra en el área local con sus remates y habilitaciones al punta Tomasevic. El dominio de Alianza se afianzaba cada vez con más fuerza. Pasada la media hora de juego llegó la más clara hasta ese momento, cuando, tras una triangulación donde participaron Cueva y Montes, Gabriel Costa quedó solo frente Rivera, definiendo mal ante su salida. Pero el "chato" tendría pronto su revancha. 

A los 40', un corner desde el sector derecho del área de León terminó en los pies de Landauri, quien al borde del área volvió a meter el balón al centro de la misma, donde aparece sin marca un fantasmal y diminuto Gabriel Costa para vencer a Rivera de un gran y colocado cabezazo. Era el primero de la tarde, un merecido premio para el equipo que más había intentado anotar. Luego de esos minutos, Alianza cuidó la pelota utilizando el buen pie de sus volantes. Pitazo del árbitro y al descanso con triunfo parcial.

Abrácenlo fuerte: Fue la tarde de Gabriel Costa, y así lo entendieron sus compañeros.
Segundo tiempo

Como hemos visto tantas otras veces ─y aquí nuestra eterna crítica al equipo y a Sanguinetti, si acaso se trata de una disposición técnica, ¿por qué cometemos siempre el mismo error de salir dormidos a los segundos tiempos?─, los blanquimorados salieron al campo mostrando una actitud más pasiva, como otorgándole la pelota al rival y así jugarle al contragolpe. Pero este rival no era cualquier rival, sino León de Huánuco, un equipo con las herramientas necesarias para generarle peligro a cualquiera del medio, principalmente debido al talento del ya mencionado Manicero, considerado por muchos como el mejor jugador extranjero y sin dudas uno de los mejores jugadores de nuestro campeonato. Hasta los quince primeros minutos del segundo período León estuvo a poco de empatar el partido de no ser por las oportunas intervenciones de los defensores o de los volantes defensivos. Luego de este inicio flojo, Alianza volvió a emparejar el encuentro con tenencia de balón y ataques elaborados. Los cremas no se rendían y se formó un partido de ida y vuelta, hasta que llegó el punto de quiebre: la lesión de Manicero, quien había disputado fuertemente un balón con Míguez. El uruguayo no tocó directamente al argentino, pero el choque le provocó un resentimiento muscular que lo hizo salir del campo a los minutos. Entró en su lugar Fabio Ramos, quien, aunque de buen servicio y correcta técnica, no tiene su movilidad. Gracias a esto, León perdió muchísimo peso ofensivo, aunque nunca cesaron sus intentos. Uno de ellos, al minuto 64, devino en un letal contragolpe aliancista que culminó en los pies de Gabriel Costa. El charrúa, con hábil finta, se sacó de encima al defensor que lo custodiaba, quedando cara a cara con Rivera, luego de intentar bombear la pelota y fallar, el rebote le volvió a quedar servido para que la añada al arco, lo cual logró y así gritamos el segundo y definitivo gol de la tarde.

Luego del tanto, Alianza se hizo dueño absoluto del cotejo, dominando la pelota a placer y atacando en reiteradas oportunidades, aunque sin poder ampliar la diferencia. Había ingresado Cedrón por Landauri y Guillermo Guizasola por Trujillo, pero la tribuna se vino abajo cuando entró al campo Juan Diego Gonzáles Vigil por Christian Cueva, tanto para ovacionar al 'lobo' como para aplaudir a 'aladino', quien tuvo una vez más un buen partido. El marcador no se movería y con la victoria Alianza reafirma su chapa de candidato ad portas de una nueva versión del clásico del fútbol peruano.

Y el mejor del partido fue:


Un nuevo doblete en su estancia en La Victoria le da a Gabriel Costa el crédito de haber sido el hombre más importante del partido de hoy. Frente al arco rival el "chato" estuvo intratable esta vez. Esperemos que brille también en el clásico.

Apreciaciones finales

Es el mejor momento de Alianza en lo que va del año, sin dudas. A la solidez defensiva mostrada en el Torneo del Inca y recuperada en el Clausura ─lo cual se explica por el crecimiento individual de Atoche y la inclusión de Araujo en la zaga, básicamente─ se le ha añadido el talento y la añorada picardía en los pies de Cueva, lo cual permite ensayar variantes ofensivas que desdoblan lo ya conocido del centro o los pelotazos. Este Alianza, aunque no es brillante ni nada por el estilo, gusta y convence lo suficiente. Es práctico, contundente ─casi todos sus hombres de ataque han anotado en lo que va del torneo─ y mucho menos predecible que en el bache del Apertura. ¿Llega Alianza mejor que la 'U' al clásico?, es probable, pero la 'U' tampoco va mal, ha recuperado terreno ganando sus partidos de local, y en su última visita bien pudo irse con la victoria de Arequipa y estaríamos hablando de otras cosas, pero Melgar también juega y de más estaría ahondar en que al puntero se le tiene que respetar siempre. Si además consideramos ese viejo dicho futbolero de que "los clásicos son partidos aparte", podemos concluir que ninguno de los 'compadres' debería confiarse uno del otro y jugar este partido como una final. Eso sí, viendo la tabla y lo que se viene para ambos clubes, este clásico, para ambos equipos ─y un poco más para Universitario─ será de descarte.

Los números no mienten: Alianza es escolta, se mantiene como el único invicto del Clausura y no pierde en casa desde hace 15 meses.
Próxima cita

Como lo veníamos mencionando, se viene el clásico, la fiesta futbolística más grande de nuestro país. Este gran partido se jugará en el Estadio Nacional el miércoles a las 8:00 pm. Un choque de vida o muerte que podría definir el destino de ambos equipos en su lucha por obtener una nueva corona. Y ahí estaremos, ¡ARRIBA ALIANZA!

Por: Alejandro de Cotabambas
Fotos: Club Alianza Lima y Andina

domingo, 12 de octubre de 2014

Casa ajena, propia puerta

Universidad César Vallejo 2 - Alianza Lima 2

Este partido ya había empezado mucho antes del sábado. La racha invicta de los grones en el Clausura, la posibilidad de seguir escalando posiciones en este Torneo y el elevado precio de las entradas visitantes impuesto por la Gerencia del rival con el afán de “sentirse locales” hacían de este encuentro algo especial.  Pocos pensaríamos que el mismo desarrollo del partido sería, en si mismo, especial debido a la cantidad de situaciones poco usuales que se dieron. El resultado final fue un empate que, si bien no es despreciable en sí, deja una sensación de bronca de que se pudo haber ganado. Sin más preámbulo, entramos al análisis del partido.

Primer tiempo

Así formo Alianza en la primera visita en este año de la camiseta blanquimorada a provincias.

Alianza salió a la cancha sin su capitán habitual, Walter Ibáñez, debido a una molestia en el tobillo derecho. La capitanía fue tomada por Forsyth y el puesto fue cubierto por Koichi Aparicio, acompañado de Miguel Araujo en la zaga y teniendo a Trujillo y R. Guizasola como laterales. En la primera línea de volantes se ubicaron Míguez con Albarracín, estando Landauri y Cueva más adelante. Finalmente, Costa y Guevgeozián, como punta, se encargarían de comandar el ataque. Los locales, por su parte, realizaron algunos variantes en vista a su próximo duelo por el partido de vuelta de la Copa Sudamericana, ante Bahía, y no alinearon a titulares como Pando y Guadalupe.

Los primeros minutos tuvieron bastantes pelotazos, los pases largos abundaban y parecían ser la única fórmula para llegar al arco contrario. El punto de quiebre del partido llega a través de un mal control de Albarracín en salida y que pierde la pelota ante Chávez. Este cede a Tejada quien queda a tiro de gol dentro del área y remata en primera. Forsyth prevé esto y avanza para cerrar el ángulo de remate y lo atapa en dos tiempos, recibiendo una patada en el brazo por parte del panameño cuando quiso aprovechar el rebote. Se inició un conato de bronca, que ya venía encendiendo chispas durante la semana, y los dos se fueron expulsados. Acá toca evaluar qué equipo perdió más con las tarjetas rojas ¿Alianza con Forsyth o Vallejo con Tejada? Los trujillanos perdían a un delantero importante y los blanquiazules a su arquero titular. Debido a esto, Sanguinetti movió rápidamente el banco e hizo ingresar a Fischer Guevara en reemplazo de Gabriel Costa. Otro partido empezaba a partir de ese entonces.

Las expulsiones abrieron el partido y permitieron que jugadores como Cueva y Landauri se proyecten más hacia el ataque debido a su rapidez. Sin embargo, hubo también ocasiones en las que se vio la falta de un nexo entre el mediocampo y la delantera y Guevgeozian se veía obligado a bajar a recuperar pelotas. En una de esas, se genera una falta en campo rival. Centro de Cueva y cabezazo de Guevgeozián, como en sus mejores tiempos del Torneo del Inca, como manda el manual: fuerte y abajo. Libman no puede hacer nada y se abre el marcador. Fue una buena y clásica jugada ya vista anteriormente en otros goles a lo largo del año. Luego del gol, Alianza tomaría el control del partido. Los intentos de su rival irían más por remates de larga distancia que acrecentaban la confianza del recién ingresado Guevara. Salvo un disparo de Cueva intentando colgar a Libman, quien estaba adelantado a su arco, no habría mucho más en el primer tiempo.

Segundo tiempo

El trámite en la segunda mitad fue similar a como terminó la primera parte, Alianza empezaba dominando. No obstante, Vallejo iba llegando con más peligro y se notaba cierta desconfianza en Fischer Guevara al momento de cortar balones divididos que nos hizo sudar más de una vez. A los veinte minutos tuvimos una contra inmejorable y Cueva queda frente al arco con Libman y un defensor más, define como puede y rebota en el palo. Pudo haber sido el 2 a 0 y un cambio en la historia de este partido pues ahí no más vendría el tiro libre que empezaría con el drama de anoche. Un tiro libre desde el costado derecho (que dudamos que haya sido falta) es lanzado con fuerza al área grone y es interceptado por Guevgeozián quien, en su afán por rechazar de cabeza, termina metiéndola en su propio arco. Qué mala suerte, pensamos muchos, pero sabíamos que este partido podía ganarse.

La Vallejo arremetía con fuerza luego del empate. Tuvo varias ocasiones claras que salían desviadas o eran bien respondidas por Guevara. Sin embargo, Alianza tendría la efectividad de su lado. Al minuto 76, Landauri gana bien una pelota complicada y cede a Cueva quien, con una aplaudible frialdad, define cruzado ante la salida de Libman. Buen gol blanquiazul y del jugador que es una de las caras visibles de la mejoría que ha tenido el equipo de un torneo a otro. Tras el gol, Cueva fue sustituido por Aguirre.

Los últimos diez minutos de partido, Vallejo se la pasó tirando pelotazos al área, no tenían mayor vocación ofensiva y Alianza respondía bien ante los ataques rivales. Hasta que llegó el minuto 88 y Albarracín llega tarde a cortar una pelota y traba a un jugador rival sin pelota. El “Cachetón” ya estaba amonestado y con esto se ganaba la roja y un tiro libre peligroso, casi del mismo lado del empate transitorio. Quién diría que tendría también el mismo resultado: lanzan la pelota es lanzada al área, es peinada por Guevgeozian y se cola dentro del arco de Guevara. Sí, un gol y dos autogoles en un mismo partido para el Armenio. Luego de este increíble autogol, el empate a dos ya no se movería en el Mansiche y ambos equipos se repartieron los puntos.

Apreciaciones finales

¿Qué se puede decir además de lo que todos hemos podido ver anoche? Queda la bronca de no haber podido ganar un partido que supimos controlar luego de las expulsiones. Más allá de las críticas a Sanguinetti por la actuación del equipo en el Torneo Apertura, los autogoles ya no son algo que pueda evitarse sino un tema más de suerte, de mala suerte. Al cierre de esta crónica, Melgar derrotaba 1 a 0 a León de Huánuco y se afianza en la punta del Clausura. Tengamos en cuenta que estos dos puntos perdidos nos pueden pasar factura a fin de año. Sin embargo, y  a pesar de los dos autogoles, no se le puede reprochar nada a Guevgeozián. Sabemos que es un jugador que las pelea todas, importante goleador, que baja a apoyar en la recuperación cuando hace falta, etc. Anoche solo fue mala suerte, dejémoslo ahí y que corrija eso para que no vuelva a pasar. De todas formas, estamos vivos e invictos en el Clausura y no podemos desanimarnos ahora que estamos llegando a la mitad de este torneo corto.

Y el mejor del partido fue...


Como se mencionó, si hay que buscarle una cara al cambio de juego que ha tenido Alianza de un torneo a otro, esa sería la de Christian Cueva. Encarador, rápido y hábil son algunas de las cualidades que hace resaltar en este equipo. En este partido, participó con una asistencia y un gol. Esperemos que siga consolidándose en el equipo titular.


Próxima cita

El próximo partido enfrenta a los blanquiazules con León de Huánuco, en Matute. Los huanuqueños vienen golpeados por la derrota ante el puntero Melgar y no van a querer seguir perdiendo posiciones en el Clausura. Tenemos que retomar la costumbre de sumar de a tres si queremos seguir siendo candidatos a este Clausura. Estaremos confirmando fecha y hora del cotejo en nuestra página de Facebook.


Y fuera de la cancha...

Mucho de lo que se comentó en la previa a este partido con Vallejo fue relativo a las declaraciones del gerente deportivo del club trujillano, Jean Ferrari. Este personaje, conocido por su antialiancismo, fijó los precios para las tribunas visitantes a partir de los 50 soles la entrada a la popular, el quíntuple de lo que cuestan para el partido internacional que van a afrontar. Defendió su medida indicando que: Preferimos que no vaya gente al estadio y nosotros sentirnos locales. ¿El resultado? Su misma barra  se quejó de que los aliancistas tomaron la popular, pasándose ya sabemos por dónde la medida del gerente rival. Jean, un consejo que no creo que sepas debido a que no eres hincha de un club grande: la grandeza no se compra ni se impone. Quisiste callar a los hinchas de Alianza y no pudiste. Pero, si piensas que eres un buen e imparcial gerente deportivo, continúa así. Quizá en unos años te veamos subido de peso en algún programa de televisión visitando restaurantes y, lo más triste, viviendo renegando de Alianza Lima. Solo esperemos que te haya quedado claro que la blanquiazul nunca jugará en silencio.


¡Arriba Alianza Lima!

Fotos: DeChalaca y Club Alianza Lima Facebook

sábado, 4 de octubre de 2014

Prohibido olvidar

Sobre Costas y la polémica

En El Blog Íntimo sabemos que el tema de Gustavo Costas genera muchísima polémica y por ello estamos prestos a leer todas sus opiniones, sin importar que estén en desacuerdo con lo que exponemos al respecto. Sólo apuntaremos algo que pensamos es importante saber a la hora de elaborar una opinión:

Primero, podemos sacar conclusiones válidas no sólo con pruebas, también con indicios. El ejemplo más práctico lo tenemos en Alarcón, quien "por falta de pruebas" acaba de salir de prisión. ¿Defenderían también a Alarcón sólo porque las mecánicas de la justicia en este país permiten este tipo de leguleyadas? ¿Necesitamos pruebas para concluir que Alarcón fue un presidente corrupto? La dejamos dando botes...
Ejemplo perfecto del pensamiento acrítico que debemos erradicar de la hinchada.
Segundo, ¿a qué le llaman pruebas?, existen documentos que sustentan irregularidades de esa época, que son nada menos que los contratos de los jugadores extranjeros que llegaron a Alianza en 2011 ─Peirone y Castro─, quienes pasaron de ganar pocas cantidades en sus exclubes para, de pronto y como por arte de magia, tener sueldos astronómicos en Alianza Lima. Si lo que exigen como prueba es una foto o video de Costas cobrando dinero mal habido, lamentamos decirles que tal cosa no existe. ¿O alguien en su sano juicio se dejaría grabar o se grabaría haciendo negocios turbios? ─bueno, el tío Vladi fue un caso aparte─. Por otro lado, el congelamiento de Joel Sánchez y Kojhi Aparicio también es otro atenuante más de que Costas, si bien no es el autor intelectual, acaso "se dejó mandonear" por Alarcón para que se ejecute este acto lamentable y anti-profesional que atentó directamente contra la carrera de estos jugadores. Y si bien en un trabajo uno tiene un jefe al cual debe respetar y acatar mandatos, pasar por alto un acto de tan poca ética cuando menos debe permitir poner un poco en duda su calidad humana.

Dime con quién andas (más de la cuenta)...
Y tercero, aquí nadie discute sus cualidades o defectos como DT; celebramos el bicampeonato y la aceptable campaña de la Libertadores 2010 ─aceptable y no espectacular como muchos la pintan, pues no olvidemos que no pasamos de octavos─ como cualquier hincha lo hiciera, así como lamentamos lo de 2009 y 2011, sin condenarlo más allá de lo "normal" ─y pueden, con toda confianza, revisar nuestras publicaciones de ese entonces─. Lo que nosotros cuestionamos es su lealtad con el club. Con el club en el cual trabajó muchos años, del cual nosotros ─o sea, ustedes y nosotros─ somos hinchas, y del cual ÉL NO ES HINCHA ─y por favor saquémonos esa idea de la cabeza─, ya que es extranjero, lo que ya dificulta creerlo, y además confeso hincha del Racing de Avellaneda, como todos saben. Y eso de que celebra los goles "como hincha" y "vive los partidos" no es más que su estilo de vivir el fútbol. Pueden verlo en cada equipo que dirigió, siempre demostrando su pasión, porque ese es su sello, y no necesariamente algo que lo una a Alianza, club por el que puede sentir cariño, tal vez, pero nada más que eso, un simple cariño, principalmente por su gente.

Es probable que no sea el primer DT en sacar su tajada de Matute, ¿por qué hablar de él y no de otros? Por nada personal, para empezar. Consideramos que todos los corruptos que pasen por Alianza deberían ser investigados periodísticamente. Nosotros decidimos empezar con Costas por la simple razón de que pertenece a ese menjunje que terminó por hundir al club hace tres años —época en la que nosotros empezamos labores, pueden llamarlo si desean cuestión de contemporaneidad— Y porque consideramos más que injusto que haya personas aún aferradas a su supuesto cariño con el club. Jugar con las ilusiones y sentimientos de la gente ha de ser sin dudas de las cosas más condenables de este mundo, y aunque muchos se rehúsen enérgicamente a abrir los ojos —y hasta nos insulten o amenacen con dejar de seguir el blog— nos sentiremos siempre obligados a exponer la verdad de los hechos con sus respectivos sustentos. ¿Y los demás corruptos? En su debido momento los pondremos a juicio de todos ustedes. Pero eso sí, negamos rotundamente el "argumento" del "pero si todos han robado en Alianza, él aunque sea ganó títulos". ¿En serio habría que explicar por qué este razonamiento ─si podemos llamarlo así─ es totalmente disparatado?

Me preguntaron hoy si le daría a Costas el beneficio de la duda, y respondí que lo hubiera hecho si se hubiese quedado en 2011, en lugar de tomar la primera oferta que se le presentó, JUSTO CUANDO LA BOMBITA DE ALARCÓN estaba a punto de explotar. Luego, ya casi no supimos más de él por aquí, qué cosas, ¿no?

Lamentamos haber herido la susceptibilidad de muchos seguidores de este espacio, algunos de ellos hasta nos han tildado de "gallinas" por esta publicación ─suponemos que son seguidores nuevos y que no han visto todo el trabajo que estamos realizando desde hace tres años─, pero se entiende en parte porque Costas es un técnico carismático con el hincha y esto despierta pasiones. 

El reto es siempre ver más allá de lo evidente

Sin más que agregar, adjuntamos una nota periodística de Paraguay, donde TAMBIÉN lo cuestionan por irregularidades; o sea, más indicios, ¿pruebas?, los invitamos cordialmente a usar el criterio... 

http://www.mdzol.com/nota/56217/

PD. Aprovechamos la oportunidad para expresar nuestro compromiso de investigar a fondo este caso,  nada de "mala leche", siempre en aras de la verdad, guste o no guste, caiga quien caiga, y le duela a quien le duela.

¡ARRIBA ALIANZA!

viernes, 3 de octubre de 2014

Blanquimorados al acecho

Alianza Lima 2 - San Simón 0

Noche de jueves en Matute, los elementos de siempre: la alegría, el olor a anticucho, la fe, el aliento, la intimidad. «Alianza es una familia», dijo Forsyth a un reportero tras el pitazo final, quizás no haya definición más precisa. Ayer todos, jugadores e hinchas, fueron hermanos en el coloso de La Victoria. Se estrenaba nueva camiseta, aunque no es tan nuevo que en octubre cambien los colores; se venía una gran oportunidad para meternos de lleno en la lucha por obtener el Clausura y con ello acercarnos a la posibilidad de pelear por la corona 24. Alianza Lima se sobrepuso ayer ante un San Simón prácticamente condenado al descenso, y que por eso suele hacerse un rival peligroso. Y así los vimos:

Así formó la 'blanquimorada'.
Primer tiempo

Alianza salió a la cancha con Forsyth en el arco, Araujo e Ibáñez en la zaga, Guizasola y Trujillo como laterales, Atoche y Míguez en la primera línea de volantes, Costa, Landauri y Cueva en la elaboración, y Guevgeozián como único referente de área. Una formación, digamos, archi-conocida, y de indudable titularidad para Guillermo Sanguinetti. Los victorianos trataron desde un inicio de tomar protagonismo, aunque de manera tibia, como sabiéndose superiores al rival y esperando que los goles caigan por propio peso. San Simón hacía lo suyo, tratraba de agruparse bien atrás y jugar a la contra, aunque sus armas ofensivas eran livianas y por ello bien controladas por la defensa. Con este trámite fueron pocas las oportunidades generadas por Alianza, que sólo tenía claro dominio territorial. Atoche y Míguez se hicieron fuertes en la recuperación, mientras que Cueva, en base a habilidad, se juntaba constantemente con Landauri para tratar de generar jugadas de peligro. La fórmula es la de todo el año, la más efectiva, centros buscando al 'armenio', pero el haber aumentado los toques en la media cancha hace menos predecible este sistema; y si hablamos de cosas impredecibles, siempre será sorpresivo que un volante defensivo se sume al ataque con criterio, rompiendo las líneas con potencia o lanzando un buen centro, y este fue el caso de Josimar Atoche, flamante convocado a la selección mayor, quien se dio maña para, desde el sector izquierdo del área rival, sacar un centro perfecto al segundo palo para que Mauro Guevgeozián, de cabeza una vez más, selle su reconciliación con las redes. Gran gol de Alianza y se rompía la barricada moqueguana. Esto al minuto 33.

Se escuchó hasta Armenia: Mauro Guevgeozián abrió el camino anoche en Matute.
Luego del gol, y lejos de reaccionar ofensivamente, San Simón siguió refugiado en su campo, mientras Alianza trataba de hacer el segundo con cierto recaudo (esto es típico en Sanguinetti, hacer un gol y luego tomar más precauciones; esto explica por qué Alianza casi no ha goleado en el año, y quizás sea uno de los aspectos más mezquinos del estilo del DT). No lo pudo conseguir. De esta forma terminaría el primer período.

Segundo tiempo

El complemento se inició con un San Simón más atrevido y decidido a encontrar la igualdad. Alianza se dedicó entonces a romper todos sus ataques con la eficacia de sus marcadores y defensores. Los moqueguanos, sin embargo (y a esto hay que tomarle atención), hicieron daño con la pelota parada, en lo que los blanquimorados sufrieron más de la cuenta. Alianza se iba al ataque por las bandas, donde la figura de Gabriel Costa creció y tomó cierto protagonismo. Justamente un ataque por la banda derecha, tras una buena descarga de taco del 'cotorra' Míguez, pasó por los pies de Cueva que centró de una directo a Guevgeozián; el 'armenio' metió el cabezazo, que fue atajado a medias por el portero rival, metiéndose inevitablemente en su arco. Era el segundo de la noche y el partido estaba prácticamente liquidado. Esto a los 20' de la segunda parte. 

Por partida doble: El 'armenio' marcó un nuevo doblete para Alianza.
Luego del segundo tanto, San Simón se animó aún más a salir al ataque, ya con algo de desesperación. Ingresó Silva en el cuadro sureño, un delantero interesante que generó mucho peligro en valla íntima, al punto de anotar un gol que fue correctamente (y felizmente para nosotros) anulado por los jueces. Alianza tuvo algunas incursiones peligrosas que fueron bien barajadas por el portero Nicosia. Ingresó Wilmer Aguirre, quien cumplió su partido 300 con los colores íntimos, y estuvo a punto de festejarlo con gol. Cedrón también tuvo su oportunidad y no desentonó, mientras que Albarracín volvió también a alternar. El marcador no se movería, Alianza obtenía así una nueva victoria, importantísima victoria en vista de los resultados que se habían dado. Y lo festeja el pueblo.

Tiene el pase: Josimar Atoche reafirma fecha a fecha su importancia en el equipo.
Apreciaciones finales

Melgar había perdido en su visita a Cajamarca, la 'U' hizo lo propio en Moyobamba, resultados que jugaron a favor de Alianza en pos de meterse definitivamente en la lucha por el Torneo Clausura. Sólo faltaba que Alianza juegue para Alianza, y no había otra posibilidad que el triunfo. La victoria ante San Simón fue clara y contundente. Alianza luce sólido en todas sus líneas, sus jugadores del medio han ganado muchísima confianza, empezando por Josimar Atoche y siguiendo con el cada vez menos discutido Gabriel Costa. Con un medio campo convincente es natural que los laterales se animen a salir, y así se explica la mejoría de Trujillo y Guizasola, quienes hasta hace aproximadamente un mes eran de los más resistidos por la hinchada (contó en esto sus pésimas actuaciones por la Sudamericana, valga acotar). Importante lo de Cueva, el toque distinto, de habilidad, de talento, lo tiene él, sin dudas. Y Landauri, a quien no le faltan estas virtudes, se siente mejor acompañado, mejor entendido gracias a 'aladino'. Guevgeozián se reconcilió con el gol y por dos. Importantísimo re-destape del 'armenio', quien debe mantener la misma calma y paciencia que demostró anoche para los siguientes partidos. Un goleador debe saber ante todo esperar sus oportunidades. Alianza Lima ya tiene chapa de candidato. Con un fútbol que amalgama la solidez defensiva que hacía poco dábamos por perdida, y la cuota de elaboración del medio, lo cual hace al equipo prescindir del «pelotazo», podemos hablar de que Alianza es hoy en día uno de los mejores equipos del campeonato, y que está para pelearlo.

Y el mejor del partido fue...


Dos goles en un partido (y más si sirven para ganarlo) hacen figura a cualquiera. Esta vez Mauro Guevgeozián se llevó las palmas de Matute. El 'armenio' venció su ansiedad y derrumbó su poca contundencia de los últimos meses. Esperemos que esta gran actuación lo motive y vuelva a ser el goleador que tanto extrañamos.

Próxima cita

Alianza Lima tendrá que reafirmar su condición de candidato ante el siempre difícil cuadro de la Universidad César Vallejo, en Trujillo. Los norteños disputan hoy Copa Sudamericana y eso podría jugar a favor de los intereses grones. No hay mejor momento para ganar en la ciudad de la primavera. El choque se disputará el sábado 11 de octubre a las 8:00 pm en el estadio Mansiche, estadio que, como siempre, se pintará entero de nuestros colores, ¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: Club Alianza Lima

domingo, 28 de septiembre de 2014

Vientos de cambio

Juan Aurich 0 - Alianza Lima 0

Alianza Lima consiguió en la fecha 4 del torneo clausura un importante empate que le servirá para sus intereses con miras a escalar posiciones en el acumulado buscando asegurar su participación en la copa libertadores. El cuadro íntimo terminó haciendo su negocio y se llevó un valioso punto del Elías Aguirre, al haber igualado ante un ‘Ciclón’ que no es el mismo del apertura.
La escuadra de Aurich se presentaba con el retorno de Balbuena en la zaga y Visa en la volante buscando alimentar a Pacheco y Rengifo, mientras que Alianza no perdía en lo que va del año frente al equipo norteño, Trujillo no alinearía por un acuerdo entre ambos clubes, en su lugar jugaría Guillermo Guizasola.

Alineaciones:
Juan Aurich: Juan Goyoneche; Christian Ramos, Edgar Balbuena, Cummings; Josué Estrada, Alfredo Rojas, Junior Viza, Jorge Bazán, Jair Céspedes; Hernán Rengifo y Germán Pacheco
Alianza Lima: George Forsyth, Guillermo Guizasola, Walter Ibáñez, Koichi Aparicio, Roberto Guizasola, Josimar Atoche, Pablo Míguez, Gabriel Costa, Julio Landauri, Christian Cueva y Mauro Guevgeozián.
Arbitro: Michael Espinoza.


Primer tiempo

Alianza iniciaría las acciones con viento en contra, el DT Sanguinetti mandó un once “aparentemente” ofensivo al campo de juego, el equipo arrancó tratando de mantener la pelota en el piso pero esto no duraría mucho tiempo pues el partido empezó a trabarse por parte de ambos cuadros, los grones con Míguez y Atoche –de muy buena actuación- en la primera línea de volantes incomodando a los jugadores del Aurich, Costa por indicación del técnico haciendo labores mixtas, Landauri en su posición habitual y Cueva un poco retrasado dejando a Guevgeozián como único punta mientras que el DT Mosquera alineó un equipo  más agresivo con el regreso de Junior Viza y Hernán Rengifo. Cummings, Balbuena y Ramos estuvieron en la línea defensiva. Adelante alinearon Estrada, Rojas, Viza y Céspedes. Bazán jugó como enganche detrás de Pacheco y Rengifo.

Con el pasar de los minutos los locales empezaban a inclinar el campo a su favor, Alianza mostró una leve mejoría en su zona defensiva, tratando de salir con orden aunque por momentos ante la carga de jugadores del ciclón recurrían al pelotazo para despejar el peligro, los norteños no lograron consolidar ese ligero dominio y terminaron en un juego intrascendente, salvo un par de tiros libres de Pacheco, el primero en el minuto 11 que fue despejado por Forsyth y el segundo en el minuto 20 donde el “Blanco”  la embolsa mal y Ramos anota en clara posición adelantada, el primer tiempo culminaría con un tibio accionar de ambos equipos, por Alianza Cueva intentó pero no encontró los socios para hilvanar el ataque.

Lo buscó. El Armenio intentó anotar en un partido trabado.

Segundo tiempo

Mosquera leyó correctamente la primera parte del partido y envió a Mariño por Cummings buscando darle mayor lucidez al mediocampo del ciclón, mientras que Sanguinetti hizo ingresar a Montes por Costa para dar mayor peso ofensivo, la idea en Alianza estaba clara: buscaríamos ganarlo con centros o alguna pelota parada, el partido continuó trabado y con poco fútbol, ambos cuadros cayendo en la desesperación y recurriendo al pelotazo, a los 68 anulan un gol al Armenio por posición adelantada, luego el ingreso de Cedrón, en lugar de Landauri a los 75’, fue un intento de Sanguinetti de comenzar a hacer  fútbol por los laterales. Fue gracias a esto que los últimos 10’ del partido fueron muy animados, pese a que el marcador acabó como 0-0. Para finalizar, Aparicio tuvo que ingresar a los 89’ debido a que Miguel Araujo sufrió un golpe al chocar con Christian Ramos.

Partido trabado. Alianza no pierde en tierras chiclayanas en lo que va del año.

 El mejor de Alianza fue…

Josimar Atoche viene haciendo las cosas bien desde hace rato, buen trabajo en la volante anticipando a Viza y Bazán, en un partido difícil fue el más destacado, considerando el mal estado de la cancha sintética.

Atoche sigue creciendo. Con él Alianza gana presencia en el mediocampo.

Conclusiones personales

Alianza viene recuperando marca y orden, esperemos que poco a poco se vean más propuestas ofensivas al temible pelotazo, se nota un equipo comprometido y con deseos de quitarse esa estigma del campeonato apertura, con este empate, Alianza Lima sumó ocho puntos y está a cuatro de distancia respecto al puntero del campeonato, FBC Melgar.

Próxima cita:

Este jueves 02 de octubre a las 19:30 pm en el Alejandro Villanueva tenemos una cita con nuestros colores frente al San Simón, con la novedad que estaremos vistiendo nuestro uniforme blanquimorado, en honor al Cristo moreno.


¡ARRIBA ALIANZA! 

Fotos: DeChalaca.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Para ubicarnos todos

Para comprender a plenitud lo sucedido con Víctor Cedrón, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

1) Cedrón llegó a inicios de la temporada como "la esperanza" de Alianza Lima, el "10" que muchos esperaban, y nos olvidamos que sí, efectivamente, como él mismo dice, es un jugador todavía "en formación", y claro que eso no es lo ideal. Mientras en otros países los jugadores maduran a los 19 años, en Perú estamos acostumbrados a verlos "explotar" a los 26 o más. Cedrón no se equivoca al decir que aún está en formación, porque así es nuestro medio, lo que está mal es el sistema que lo permite, aunque un poco de rebeldía no vendría nada mal.

Hasta hace un año, Cedrón formó parte de la selección sub-20 de Perú.

2) Como decíamos, Cedrón llegó con la carga de ser "la esperanza" del equipo cuando todos aún saboreábamos un Torneo del Inca obtenido con poquísima elaboración en el medio campo, pasando de un club prácticamente sin hinchada, como la U. César Vallejo, al club más popular del país, y por defecto con la hinchada más exigente. ¿Que no tuvimos paciencia?, nada más alejado de la realidad. Se le ha esperado más de medio año, ojo, no por el gol, sino por ese primer partido determinante que debe tener todo jugador que desee destacar en un club de la magnitud de Alianza.

3) Hay diferencias entre presionar y hostigar. Para poner un ejemplo práctico y con lenguaje más que coloquial: guapear a un jugador, exigirle correr, lamentar con 20 lisuras por segundo que se falló un gol, putearlo, tratar de desahuevarlo desde la tribuna, alentarlo con fiereza, eso es presionar; un trance normal en la tribuna para nosotros, algo que los jugadores de clubes grandes deben asumir con hidalguía, y quien no sea capaz de soportarlo simplemente debe dedicarse a jugar en clubes sin hinchas. Mientras que hostigar no es otra cosa que el insulto gratuito: el jugador puede estar haciendo un partido correcto, pero como no te cae, no lo quieres en Alianza, no te gusta cómo se peina, etc. te agarras de cualquier excusa y te dedicas a insultarlo tanto en tribuna como en redes sociales ─los jugadores usan las redes sociales y leen la gran mayoría de sus comentarios, otra cosa es que no se dediquen a responderlos─. De más está decir qué suma y qué no suma, lo dejamos a su criterio.

La celebración que generó polémica, luego de su gol frente a la San Martín.

En nuestra opinión, parece que Cedrón todavía no termina de asimilar todo el peso de nuestra camiseta, y no sería el primero en caer en ello. Debe tratar de sentir más lo que es Alianza y con eso empezará también a entender a los hinchas.

Sinceramente, cuando metió su gol y se puso las manos en las orejas sabíamos que iba a empezar otra novela. Cada jugador es libre de celebrar su gol como quiera siempre que haya respeto, eso sí, pero lo que debe primar es la mentalidad ganadora. Cedrón no puede salir a decir ─y ya en frío, se supone─ que no le tenemos paciencia, porque eso es falso, así como tampoco el hincha debe dedicarse a atormentarlo con insultos todo el partido, ni en las previas, ni en los post ─y del mismo modo con el resto del equipo, incluyendo al DT─ Si lo que queremos es que Alianza salga campeón y siga creciendo para conseguir cosas más y más importantes es tirar todos para el mismo lado, no hacernos enemigos entre nosotros. La unión hace la fuerza, y mientras sepamos distinguir hasta qué punto estamos exigiendo y desde qué punto estamos estresando al jugador, creemos que todo andará mejor.

Fotos: Peru.com, Youlima.com