viernes, 21 de noviembre de 2014

Invicto perdido. ¿Dependencia?

Sporting Cristal 3 - Alianza Lima 2

Alineaciones:

Sporting Cristal: D. Penny; E. Chávez, R. Revoredo, L. Abram, Y. Yotún; C. Lobatón, J. Cazulo, H. Calcaterra; M. Nuñez, S. Blanco, I. Ávila.

DT: Daniel Ahmed

Alianza Lima: G. Forsyth; Roberto Guizasola, Miguel Araujo, Walter Ibáñez, Luis Trujillo; Pablo Míguez, Josymar Atoche; Víctor Cedrón, Julio Landauri, Gabriel Costa, Mauro Guevgeozián.

DT: Guillermo Sanguinetti

Árbitros:

Miguel Santibáñez (Principal)
Jonny Bosio y Coty Carrera (Asistentes)
Chirínos (cuarto)

Alianza Lima llegaba al choque con la baja de Christian Cueva quien vio la tarjeta roja ante Los Caimanes. Mientras que los 'cerveceros' partían con la ilusión de seguir en rachas tras 7 partidos sin conocer la derrota en el torneo Clausura.

El elenco de Daniel Ahmed tiene a todos sus jugadores expeditos para la "guerra" en este clásico. Como le viene resultando en los últimos partidos, vuelve  Ahmed a ser completamente ofensivo, no se guarda nada, el tridente Nuñez, Blanco y Ávila, serán los encargados vulnerar el arco defendido por George Forsyth e intentar afianzarse en la punta.

Con el mismo objetivo y un partido menos (le falta jugar con Unión Comercio), Alianza Lima tratará de alargar su buena campaña en el año, seguir defendiendo el invicto y seguir siendo la defensa menos batida del campeonato.

Por ello, la  volante victoriana estará conformada por Cedrón, landauri, Míguez y Atoche.  Mientras que más adelantado jugará Costa. Como único punta, el armenio Mauro Guevgeozián vuelve al equipo tras superar una fuerte lesión.

Solo un triunfo llevaría a Alianza Lima estar más cerca de alcanzar el Clausura ya que solo uno de sus tres últimos encuentros es de local. Con UTC, y en Moyobamba con Unión Comercio y Melgar en Arequipa de visita.

La previa había estado cargada y bien condimentada, pues ha habido muchas especulaciones y declaraciones un tanto desafortunadas y hasta soberbias de parte de algunos jugadores de Sporting Cristal, además de los ya clásicos problemas que tenemos para conseguir entradas, misteriosamente las entradas para sur y para oriente habían “volado”, los revendedores están adelantando su navidad, llegando a costar para sur hasta 60 y 70 soles la reventa, y ni hablamos de Oriente, de igual forma demostramos quien es local. Alianza tenía la obligación de ganar, y no lo logró, jugó totalmente diferente  a como venía jugando el equipo, y así fue como vimos el partido.

Primer tiempo

Empezó moviendo Cristal, y alianza recuperando rápido el balón. Con Alianza Lima tratando de verticalizar el juego, en los primero minutos se ven ambos equipos algo desordenados y con muchas ganas pero poco fútbol, mucha imprecisión.

A los 4 minutos, en una jugada tocando, Trujillo se la da a Mauro y le cometen falta. Trujillo se acercó a patear el tiro libre, terminan sacándole la primera amarilla del partido a Revoredo. Penny logró despejar y no pasó a mayores. Los minutos pasaban y mostraban a un Alianza con poco fútbol pero con solidez defensiva, no se desordenaba atrás.

A los 9 minutos llega la segunda amarilla para los locales, fue para Carlos Lobatón por una falta desleal a Miguel Araujo.

Gabriel Costa no renunció a la jugada, y fue en busca del balón ganándole a Diego Penny. Terminó golpeado pero nada de gravedad.


Antes de los 10 minutos, un despeje fuerte de Luis Trujillo y Gabriel Costa corre, confía en su capacidad y de cabeza le gana a Diego Penny, quien le dejó el puño en la cara a Costa y se lo llevó de encuentro, pero de igual forma hizo el gol, nunca tuvo miedo, no renunció nunca a la jugada.

A los 12 minutos, llega la primera jugada de peligro para Cristal, pero Forsyth responde bien. El partido se vuelve friccionado, sigue teniendo muchas imprecisiones para ambas escuadras y con poco fútbol.

Cristal empieza a presionar, pero Alianza demostraba porque somos la defensa menos batida, más ordenada y solida del campeonato y de todo el año. Diría yo que fuimos el equipo más “Solidario” en estos primeros minutos, todos corrían y colaboraban en la marca.

Luego el partido entró en una pequeña laguna, con la pelota algo rifada por parte de ambos equipos pero alianza tratando de jugar por debajo de vez en cuando aunque sin mayor peligro. Llegó una falta a los 15 minutos de parte de Ávila a Guizasola en salida.

Cristal se desesperaba y estaba jugando como si estuviera terminando el partido y perdiendo el campeonato, empezó a relucir el amor propio y empiezan a insistir y buscar el resultado. Esto desde luego nos hubiera convenido si hubiéramos sido más inteligentes y criteriosos, si hubiéramos creado buenas jugadas elaboradas.

A los 19 minutos, Atoche comete falta en contra de Lobatón cerca del área. Quedó más lesionado Atoche que Lobatón, se le vio cojeando por unos minutos. Tiro libre ejecutado por Yotún, que pasa cerca. A los 21 minutos, llegó la primera jugada colectiva de Cristal, y llega un tiro rápido que pasa fuera del arco de Forsyth de parte de Lobatón. La insistencia y amor propio de cristal empezó a dar resultado y la balanza se empezó a inclinar a su favor, empezó a dominar el partido.

El partido sigue friccionado, el árbitro deja jugar para que no se le vaya el partido de las manos. No cobró una falta contra Costa de Cazulo, y Cristal llego al área, donde Irven Ávila quiso vender una falta inexistente dentro del área, el árbitro gracias a Dios estaba a un metro de la jugada y no compro. Luego llegó una falta de Chávez contra Landauri que si cobra Santibáñez.

Alianza no está generando muchas jugadas elaboradas, breves chispasos de Cedrón y de Landauri, pero nada más, se nota la ausencia de Cueva, pero igual el equipo luce ordenado y solidario, todos corren, todos marcan, Costa Corre toda la cancha con inteligencia, apoyando hasta en la defensa. A los 30 minutos llegó la segunda jugada elaborada de Cristal, pero Alianza logró controlar mandando el balón al córner.

Lobatón ejecutó el tiro de esquina, rechazó la defensa, le quedó a Cazulo quien la quiere meter al área y reclaman una mano de Míguez que sí existió, pero claramente se ve que no tuvo la intención, tranquilamente pudo cobrar penal y no pasaba nada, luego Yotún mete un cañonazo con efecto que choca en el poste y de milagro no se metió. En el rebote, Mauro Guevgeozián logra despejar el balón de Chalaca.

Luego llega una jugada rápida de Cristal y Luis Trujillo comete falta contra Nuñez ganándose así la primera amarilla para Alianza Lima a los 32’. El tiro libre por izquierda no pasó a mayores. En los últimos minutos se nota un dominio claro de Cristal, es el que más intenta pues se nota que quieren empatar el partido como sea, tienen hambre de gloria y Alianza Lima seguía bien defensivamente y ahí no más.

Y llegó, Penal a los 36 minutos, Forsyth contra Nuñez. Luego de un pivoteo de Blanco, se demoró en salir Forsyth y terminó cometiendo falta contra Ávila. Reclamó Forsyth y se gana la amarilla. Lobatón ejecuta y marca el empate a los casi 38’ minutos.

Luego de esto, Luis Trujillo por primera vez se animó a salir del área y provoca un lateral cerca del arco de cristal. A los 39’ llegó una buena habilitación para Ávila, se queda solo frente al arco y Forsyth la tapa con el pecho. Alianza Lima sintió la pegada del gol del empate y se notó impreciso y desesperado sumándole la falta de jugadas elaboradas de parte del medio campo blanquiazul.

Felizmente no nos terminamos de desordenar y el equipo logró terminar el primer tiempo sin recibir más goles, se notó claramente la ausencia de un jugador que es hoy por hoy la manija del equipo, Christian Cueva.

Mauro Guevgeozián regresa al equipo titular luego de estar 5 partidos fuera de equipo por lesión, no fue la mejor decisión de Sanguinetti.

Segundo tiempo

Empieza la segunda mitad sin cambios por parte de Alianza Lima. Cristal sigue insistiendo, algo ya más calmados con el empate, seguía dominando el encuentro. Alianza Lima sigue algo desordenado e impreciso del medio campo para arriba.

Mauro Guevgeozián se perdió a los 51’ una clara ocasión de gol, de un buen centro de Julio Landauri, estando completamente solo cabeceó al cuerpo de Penny quien controló sin ningún problema. A los 52’ llegó una tarjeta amarilla para Araujo.

Alianza empezó a crecer en medio de descoordinación de parte de cristal y la desesperación de Alianza Lima, pero sin mucho fútbol. A los 57’ Guevgeozián se falla una oportunidad clara de gol, luego de presionar a Revoredo y Abraham quedó solo frente a Penny que sale del área a achicar. Santibáñez cobra córner que no pasó a mayores.

A los 63’ del segundo tiempo llegó la amarilla de Cazulo por una fuerte falta en contra de Costa.
El partido sigue siendo impreciso y de ida y vuelta, el partido se pone para el que aproveche mejor los errores que ambas escuadras estaban cometiendo. A los 69’ Pablo Míguez comete falta a Calcaterra, ganándose la tarjeta amarilla. A los 70’ Landauri se gana tarjeta amarilla de manera irresponsable, por botarle la pelota  a Yotún de picón porque este lo empujó.

A los 71’ sale Cedrón y entra Wilmer Aguirre. Se nota un claro sobre peso de Wilmer Aguirre y falto de futbol pues ha estado fuera de las canchas por lesión. Sergio blanco patea al arco agarrando por primera vez en el partido a la defensa de Alianza Lima desordenada. Forsyth logra despejar, no pasa a mayores.

Sigue el dominio de Cristal, teniendo a un Cazulo que literalmente se está comiendo el medio campo, es junto a Calcaterra los mejores de Cristal, se nota que quieren ganar el partido. A los 77’ viene el gol de cristal, el 2 a 1 llegó por una desatención de Alianza Lima. Ibañez se queda parado y ante una tontería de Roberto Guizasola quien quiso hacer cualquier cosa menos despejar el balón, desde atrás, el juvenil Luis Abraham la mete de cabeza.

A los 81’ entra montes por Atoche. A los 82’ Nuñez le gana a la defensa de Alianza lima y la manda a guardar, marca el 3 a 1 para los locales. La defensa está a estas alturas totalmente desconocida, el equipo se había caído. En medio de las celebraciones expulsan a Silva en Cristal y sacaron amarilla a Nuñez por sacarse la camiseta en la celebración.

El partido sigue siendo dominado por Cristal, a Aguirre ni sabía porque está jugando, es lamentable que no hayan podido leer mejor el partido desde el banco.

Gol de Ibañez a los 92’, en medio de una confusión generada por el asistente, que no se sabe que quiso cobrar, el "Colo" anota el descuento y termina lesionado saliendo solo del campo.

Cambio a los 93’, salió Ibañez y entra Gonzáles Vigil para jugar ¿1 minuto? Santibáñez acaba el partido a los 94’.

Y los jugadores de Cristal lloraron y celebraron como si hubieran ya obtenido el campeonato por esos 5 puntos de ventaja que nos sacan con este partido. Si, merecido el triunfo de Cristal quien supo hacer mejor las cosas, sobre todo desde el banco. Ahmed leyó mejor el partido y supo sacar adelante a su equipo, esto sumado al amor propio de los jugadores de Cristal quienes jamás bajaron los brazos y lucharon toda pelota como si fuera una final.

Tabla de posiciones del acumulado
Apreciaciones finales

Me voy molesto, triste, fastidiado, no por haber perdido el partido, si no por el mal planteamiento del mismo sumándole la falta de reacción y temple de los jugadores, de algunos de ellos. Cualquier equipo puede perder, llevábamos 16 fechas sin perder, y hasta el mejor de los equipos puede perder y ayer nos tocó a nosotros, ahora hay que saber levantarnos y hoy más que nunca apoyar todos.

Ayer no fue una buena noche para algunos jugadores como por ejemplo Ibañez, que al verse desprotegido por unos desconocidos Míguez y Atoche tuvo varios problemas en la zaga, Mauro Guevgeozián jugó falto de fútbol y esto en un partido como este cuesta. Cedrón y Landauri desconocidos, imprecisos, sin ideas. Un Forsyth que regresó al arco luego de haber estado varias fechas fuera por lesión. ¿No era mejor seguir con Montes y Guevara? ¿Gonzáles Vigil? Claro fácil es hablar desde esta tribuna, por aquí cualquiera podemos ser técnicos, pero queda la sensación de que algo mejor pudimos haber hecho.



En definitiva, dentro de todo lo mal que jugó Alianza Lima, el destacado fue una vez más Gabriel Costa, el chato sigue demostrándonos porque está en Alianza Lima y el porqué Sanguinetti le ha dado tanta continuidad.

Lamentablemente volvemos a padecer de la dependencia de un jugador, Christian Cueva, y esto es lamentable.

Nos quedan 3 fechas, 9 puntos en disputa, aún nada está dicho, y a Alianza Lima solo le sirve GANAR TODO lo que resta y esperar un traspié de Sporting Cristal.

Mención aparte para esta hermosa familia, esta hinchada que pese a todas las trabas, pese a la "viveza" de parte de los locales, igual se hizo presente en el Nacional.

Gabriel Costa volvió a ser el jugador destacado de Alianza Lima, corrió toda la cancha, fue solidario y fue quien más intentó y trató de elaborar.
Los Datos
  • 6 goles para Gabriel Costa en el torneo clausura, es su segundo gol de cabeza en el año. En total, tiene 12 goles en todo el año con Alianza Lima.
  • Fue la amonestación número 11 para Pablo Míguez.
  • Wilmer Aguirre es el actual goleador en vigencia de Alianza Lima con 75 goles en 301 partidos jugados con camiseta blanquiazul.
  • Montes tiene 5 goles en todo el año con Alianza Lima.
  • En los últimos 6 años cristal solo le ha ganado a Alianza Lima 2 veces, el año pasado con gol de Álvarez en el Alberto gallardo y ayer.
  • El último encuentro entre ambas escuadras se dió en la fecha 11 del torneo apertura, en Matute, a los 65’ de penal marca Ibañez, y luego a los 78’ autogol de Advíncula, luego de una gran corrida de Luis Trujillo desde el área blanquiazul, centra y Advíncula la mete y luego a los 90’ Advíncula mete de cabeza el descuento, terminaría 2 a 1 a favor de Alianza Lima.
  • Se perdió el invícto de 16 partidos sin perder.
  • Somos el arco menos batido en el año, 8 goles en 12 partidos en el clausura.
  • 5 triunfos consecutivos tenía Alianza Lima antes de este partido.
  • Luego de 5 partidos sin jugar, regresa Mauro Guevgeozián y desentonó.
  • Luis Trujillo tiene 2 goles de tiro libre en todo el año, 1 ante Real Garcilaso y el otro ante San Simón.
Cristal nos sacó 5 puntos de ventaja y tiene 3 goles a favor, solo le quedan 2 partidos, nosotros tenemos 3 partidos y debemos ganar todo y "esperar resultados".
Próxima Cita

Este Domingo, a las 4 p.m. en el Alejandro Villanueva, "Matute", Alianza Lima recibe a UTC de Cajamarca. El árbitro será Eduardo Chirinos.

Primero debemos ganar y golear de ser posible, pues de un posible empate en puntos, entra a tallar la diferencia de goles y cristal nos lleva 3 goles de diferencia.

Esperamos ver a Matute completamente lleno, en estas situaciones es cuando se ven los verdaderos HINCHAS. Despidamos al equipo en el último partido de local en el año (a menos que ganemos el clausura).

Todos los partidos que vienen para Alianza serán difíciles, y debemos afrontarlos con criterio, coraje, cerebro y corazón. No podemos flaquear, y tenemos que cerrar bien el año.

Los que no estén en las malas, que ni se aparezcan en las buenas, sean consecuentes.

¡ARRIBA ALIANZA LIMA CARAJO!

Por: "El Chino" K S.

Fotos: Depor, Club Alianza Lima, Perú.com, Andina.com.pe, etc.

martes, 18 de noviembre de 2014

La leyenda de los cremas perdidos

Desbaratando una oda al "nos parece"

Al parecer la desesperación ha hecho cruel mella en nuestros eternos amigos emplumados. En un nuevo -vano- intento de buscar sustento a su fantasmal título de 1934, han tenido la estup...enda idea de crearse un blog nada obvio, en absoluto, llamado "Historias del balompié peruano", y cuya primera entrada, nada obvia, trata justamente sobre el mencionado campeonato. Y para cerrar con broche dorado la sutileza de los 'compadres' con la creación de este blog de nombre pretenciosamente imparcial, esta entrada intenta refutar la IRREFUTABLE posición aliancista sobre el Tetracampeonato, lanzando nuevos y disparatados salvavidas para los necesitados de norte. Lo que no saben es que hace rato que están ahogados.

Sin más preámbulo, y siguiendo con nuestra sana y placentera costumbre de desplumar cuentos aviares, pasaremos a desbaratar este nuevo armazón de mentiras y subjetivas interpretaciones, siempre con la verdad como arma y escudo. Empecemos:

Luego de haaaarrrto palabreo, el post recién entra en acción con este párrafo:
"[...] En efecto, la Liga entendió que al empate producido en el Torneo de Primeros Equipos simplemente había que agregarle a cada club la bonificación de la reserva, con lo cual el Club Alianza Lima superaba a Universitario por 0.25 puntos. En base a este razonamiento, dicho club fue proclamado Campeón Absoluto de 1934". 
Muy bien, hasta ahí vamos muy bien, aunque la palabra en este caso no sería "entender", la Liga no tuvo que entender nada. Las reglas eran claras y no eran nuevas, sino que, como es sabido, se aplicaban desde el año 1931 en todas las divisiones del fútbol peruano. Sigamos. 
"[...] No debe extrañar entonces que existan boletines que dan cuenta de dicha proclamación, ni mucho menos que los diarios de la época hayan informado del título alcanzado por Alianza Lima, pues es un hecho indiscutible que hasta ese momento dicho club era, en efecto, el Campeón Absoluto de 1934. Y no está demás decir que, si nadie hubiera cuestionado la forma en que Alianza Lima estaba obteniendo el título del certamen, éste hubiera quedado en manos de los 'victorianos'. Sin embargo, guste o no, las cosas no sucedieron de esa manera (sic)".
Primer clamoroso error: los boletines no sólo informaron sobre los títulos otorgados antes del reclamo de Universitario, también lo hicieron después, aclarando por supuesto el galardón que obtuvo el actual equipo de Ate tras el partido definitorio disputado en 1935. Aquí la prueba (cortesía del blog 'El Blanqviazvl'):


Luego dice el post textualmente:  
"[...] Universitario impugnó la obtención de ese título y las autoridades deportivas adoptaron una decisión (polémica para algunos) que cambió la historia".  
Como vemos en el boletín 174 de la Liga de Lima, colgado líneas arriba, la historia no cambió con el reclamo de la "U". La Liga siempre fue clara con respecto a sus denominaciones de campeonato, y en ningún boletín se retira el título absoluto del club Alianza Lima, ni mucho menos se le otorga al club crema. Sigamos:
"[...] Y a la historia, como es sabido, no hay que verla con los ojos de hoy, sino con los ojos del momento y del contexto en que los hechos ocurrieron"
Parece que el autor de este post no tiene claro el concepto de "contexto". La RAE dice "Entorno físico o de situación, ya sea político, histórico, cultural o de cualquier otra índole, en el cual se considera un hecho", o sea, lo que todos entendemos por contexto. Pero para él contexto es intención, es decir, llama "contexto" a que Universitario deseaba el título absoluto, lo cual puede ser o puede que no, es secundario. Lo concreto es que la FPF de aquel entonces, a través Liga de Lima, decidió que el título a disputarse en el partido extra de 1935 sería el de primeros equipos. Lo cual fue ratificado también en los boletines. Continuemos.
"Luego de que Alianza Lima se alzara con el título de Campeón Absoluto de 1934, los dirigentes de Universitario consideraron como injusto y antideportivo que los íntimos hubieran obtenido dicho lauro por tan sólo un cuarto de punto de diferencia y sin haber definido siquiera el Torneo de Primeros Equipos (que había quedado empatado), razón por la cual presentaron un reclamo ante la Federación Peruana de Fútbol, cuestionando la forma en que la Liga de Football aplicaba las reglas en que el campeonato estaba estructurado (permitiendo que su clásico rival los superara por una magra diferencia proveniente de un torneo secundario como era el de reservas) y solicitaron que se jugara un partido adicional para definir quien sería el campeón absoluto. No está demás señalar que el sistema de bonificación de puntos provenientes de la reserva ya venía siendo cuestionado desde la temporada anterior, por lo que lo ocurrido en 1934 sería la gota que derramó el vaso"
Aquí el autor nos explica más claramente, aunque sin querer, lo que para él era el contexto: La "U" deseaba el título absoluto. Es probable, no lo sabemos. Pero como dijimos antes -y perdonen las reiteraciones, pero es que si nos salen con las mismas cosas, debemos ser consecuentes y dar las mismas respuestas- la Liga decretó que el partido extra a jugarse en 1935 determinaría sólo al campeón del torneo empatado: el de Primeros Equipos.

Aquí además hay dos puntos claves que luego tocaremos para darle el merecido touché a esta respuesta: la solicitud de la 'U' para cambiar las reglas del campeonato, y la inconformidad de sus dirigentes reflejada en Plácido Galindo. Por ahora sigamos.

(En esta parte mencionan a Roberto Salinas y su explicación insustentada sobre lo ocurrido en 1934. Al señor ya lo hemos dejado sin piso en más de una ocasión. Así que creo que no vale la pena volver a mencionarlo. Respire, don Roberto. Un abrazo).
"[...] A estos hechos históricos narrados por Roberto Salinas, debemos prestarle la mayor atención, y usar un poco de sentido común, pues el reclamo formulado por Universitario contiene en sí mismo gran parte de las respuestas a las dudas que maliciosamente algunos interesados quieren sembrar. Para ello, es preciso enumerar ciertos hechos objetivos que no admiten lugar a duda:

* El reclamo de Universitario tenía como única finalidad lograr que se ordenara disputar un partido adicional para definir al Campeón  Absoluto de 1934.


* Cuando los delegados de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) fueron consultados sobre este caso, y opinaron que un título no debería definirse por un cuarto de punto, está claro que se estaban refiriendo al Campeonato Absoluto y no al de Primeros Equipos (pues no olvidemos que éste había quedado empatado).


* El reclamo de Universitario cuestionaba la forma en que la Liga de Football aplicaba  el sistema de bonificación proveniente del Torneo de Reservas, que por un margen de 0.25 puntos le estaba permitiendo a Alianza Lima alzarse con la copa del certamen, cuando no se había definido siquiera al campeón del Torneo de Primeros Equipos.


* Desempatar el Torneo de Primeros Equipos era tan sólo un medio (para alcanzar el título absoluto) y no un fin en sí mismo".
A ver. El autor de este post dice "hechos objetivos que no admiten lugar a duda". Interesante. Algo objetivo es algo demostrable y sostenible. La pregunta es, ¿con qué demuestra o sostiene el autor lo que dice?

¿Con qué sostiene, por ejemplo, que la CSF, mediante su OPINIÓN, sugirió desempatar el título absoluto y no el torneo de Primeros Equipos? ¿Y con qué sostiene, además, que esa opinión fue determinante al momento de la resolución final de la Liga de Lima sobre el caso?

¿Con qué sostiene que era necesario un desempate en el torneo de Primeros Equipos para definir al Campeón Absoluto?

¿Con qué sostiene que, por tanto, aquel desempate era un medio y no un fin en sí mismo?

La respuesta es simple: el autor de este post, si bien ostenta una redacción correcta, INTERPRETA muchísimo, lo cual aleja su texto de lo que la objetividad que pregona. Comete entonces el mismo error que Roberto Salinas, quien INTERPRETA, CREE, LE PARECE, que el campeón de 1934 fue Universitario. Tenemos, pues, a brillantes intérpretes en este corillo de (mentirosos) rapsodas modernos.

Pero hay cosas que el autor de este post desconoce y que sería bueno que empiece a conocer:
"Efectivamente, la dirigencia de Universitario alegó que se había presentado una situación sui generis, producida por el hecho de que el Torneo de Primeros Equipos había quedado empatado (algo que nunca antes había ocurrido)"
Pues sí, es cierto, nunca sucedió un caso similar hasta ese entonces, pero en 1932 pudo darse el mismo caso, aunque al revés.

Diario La Crónica 01/10/1932

Universitario de Deportes se enfrentaría a Alianza Lima en la última fecha del Campeonato Peruano de 1932, y como lo dice el titular del diario La Crónica, estaba obligado a ganar en el partido de los Primeros Equipos y en el de Reservas, esto haría que el Campeonato de Primeros Equipos quedase empatado, pero la sumatoria de la bonificación que otorgaba las Reservas haría que la "U" se coronase campeón por medio punto; algo que no sucedió. (Más detalles de este caso aquí)

¿Los dirigentes cremas objetaron esta situación en ese entonces? ¿Acaso no pudieron salir campeones gracias al puntaje de las Reservas en 1932? Este probable episodio demuestra que los dirigentes de Universitario sabían claramente que esta situación pudo darse en cualquier momento, tal es así que sucedió, pero "en contra" de sus intereses.

Pero sigamos con el análisis de esta interesante interpreta... perdón, "reseña histórica", ya que para completar ese ramillete de grandes "intérpretes" citan al señor Rafael Quirós, quien merece todo nuestro respeto, pero que, lamentablemente, incurre en un grave error no sólo de interpretación, sino también de "ficción", al mostrarnos una tabla inexistente, cuya CREACIÓN fue producto de... ¿qué creen?, sí, una interpretación.

Ciertamente esta tabla aparece en el libro de Nicolás Redkoborodiy, "Campeones de la Popularidad" del año 1969, un pequeño libro que contiene fotos y reseñas de los campeones peruanos hasta esa época -que por cierto menciona un reconocimiento a Alianza Lima como el mejor equipo del mundo de la década del 30, sólo por si no lo vieron- pero, ¿en que se basó el buen Nicolás Redkoborodiy para CREAR esa tabla?, nos lo preguntamos porque no existe NINGÚN -nótese las mayúsculas- boletín o publicación en los diarios que muestre dicha tabla, ¿o es que interpretó que "así debía ser"? Tal es así que si el autor de este post hubiese leído el libro completo, se daría cuenta de que en 1931, 1932  y 1933 el buen Nicolás publica las tablas de los Primeros Equipos de esos años y NO las Tablas Acumuladas -sí, esas que, según las Bases, coronaban a los campeones de las temporadas- INTERPRETANDO que estas eran las tablas finales. Habrase visto pues.

Si aún no se ha sorprendido de los poderes ocultos de la interpretación, veremos lo risible que es tratar de justificar el craso error de dicha tabla: el señor Quirós se olvidó de sumarle 1 punto a Alianza Lima por haber perdido el partido -recordemos que se daba 3 puntos por triunfo, 2 puntos por empate y 1 punto por derrota-  ¿No es acaso una prueba más de que esta tabla es una CREACIÓN y no una reproducción de documento alguno? Aunque, claro, el post mismo lo dice, pero vale la pena resaltar que no se trata de un simple error de digitación. Continuemos:
"[...] Cabe precisar que algunos hinchas del Club Alianza Lima pretenden cuestionar la verdad histórica sosteniendo que en ninguna parte del mundo un play off agrega puntos a la tabla general que ha quedado al término de un torneo, y por lo tanto creen ver en este hecho una supuesta "prueba" de que lo sostenido por Rafael Quirós Salinas y Nicolás Redkoborodiy no puede ser lo que realmente ocurrió. Sin embargo, guste o no, eso es lo que determinaron las autoridades peruanas".
Veamos, si bien es cierto de que en ninguna parte del mundo un play off ha sumado puntos a la tabla general, y que eso debería ser una prueba para el simple sentido común, las últimas investigaciones realizadas por La Hermandad Aliancista revelan de manera diáfana y contundente que el argumento de que el partido jugado en 1935 sumó los puntos que necesitaba Universitario para consagrarse campeón nacional no tiene asidero alguno. Para ello recurriremos a un post que este mismo grupo de investigación histórica -no de INTERPRETACIONES- colgó en su página de Facebook: sí, se trata de las mismísimas bases que rigieron los campeonatos peruanos de primera división desde 1931 hasta 1934, específicamente en el sexto apartado. Y dice así.
"6º.- Los equipos serán clasificados también POR SEPARADO en cada Campeonato, tomando en cuenta tan solo los puntos que ha obtenido cada equipo sin tener en cuenta los obtenidos por los equipos del mismo club que concursan en diversos campeonatos."
Y por si esto no quedó claro, las propias bases especifican en su séptimo apartado lo siguiente: 
"7º.- Será proclamado Campeón de Primera División y de los clubs de Lima y Callao el club que obtenga la mejor clasificación de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5º. Será proclamado así mismo campeón de Primeros Equipos de Primera División y campeón de Reserva de Primera División a los equipos que obtengan la mejor clasificación en los respectivos Campeonatos de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 6º."
Y si no tiene tiempo de buscar qué dice el artículo 5°, aquí lo tiene:
"5º.- La clasificación de los clubs se hará al final del Campeonato de cada División, por orden de mérito, tomando como base para las Divisiones Primera, Intermedia y Segunda, el total de puntos del primer equipo más la cuarta parte del total de puntos del Equipo de Reserva."
Queda claro entonces que cada campeonato era independiente en cuanto a puntuación, razón por la que un partido extra correspondiente al torneo de primeros equipos no podía influir de ninguna manera en la tabla general, solamente en el torneo que corresponde. O sea, en este caso, el de primeros equipos. Y si queda alguna duda, aquí el apartado décimo noveno:
"19º.- En caso de empate en el TOTAL DE PUNTOS dentro de la misma serie de uno de los campeonatos de División o promoción, se clasificará primero al club cuyo primer equipo tenga mayor número de puntos, y de seguir el empate se tendrá preferencia a los que su segundo equipo tenga mayor número de puntos."
Creo que no hace falta más explicaciones. Las bases son claras, precisas y contundentes. Simplemente NO HABÍA FORMA de que el partido extra sumase en la tabla final, razón por la que el boletín 174 refrenda lo único que obtuvo el cuadro crema en aquella temporada: el título de Primeros Equipos. Alianza Lima nunca puso en juego su título máximo obtenido en la cancha tras la última fecha del torneo regular. Y esto no es ninguna interpretación antojadiza. Papelito manda.

Ahora viene algo muy gracioso por parte del autor de este magnífico compilado de falacias. ¿Recuerda lo que escribió en un inicio?, lo repetiremos para que se ría junto con nosotros: "Y a la historia, como es sabido, no hay que verla con los ojos de hoy, sino con los ojos del momento y del contexto en que los hechos ocurrieron". Pues bien, atención a lo que viene:
"[...] este tipo de decisiones aparentemente sin sentido no son extrañas en nuestro país, sino recordemos que el año 2003, mientras se disputaba el Torneo Clausura, se produjo una huelga de jugadores que motivó la paralización de dicha competición a falta de siete fechas, frente a lo cual las autoridades no tuvieron mejor idea que dar por culminado el torneo y proclamar como campeón a Alianza Lima por el sólo hecho de que le llevaba 3 puntos de ventaja al segundo lugar, sin considerar que habían todavía 21 puntos pendientes de disputar y que por tanto el resultado podría haber variado sustancialmente si se respetaban las reglas establecidas. Evidentemente, una decisión de esta naturaleza, por medio de la cual al club Alianza Lima se le regaló un título en mesa y en contra de lo estipulado en las bases, simplemente no hubiera ocurrido tampoco en ninguna parte del mundo, pero como se puede ver en nuestro país así se manejan las cosas. Si eso ocurrió hace solo ocho años, no debe resultar extraña entonces la decisión tomada por las autoridades deportivas peruanas hace casi ochenta años, en un momento en que éstas conformaban entidades mucho más informales y desorganizadas que las que tenemos hoy en día".
AJÁ. ¿No que a la historia había que verla "con los ojos del momento" y no "con los ojos de hoy"?, ¿no le parece al autor un ejemplo muy reciente esto de 2003 para explicar o sustentar algo absolutamente diferente ocurrido siete décadas antes?, permítanme reír un poco con tanta hipocresía. Bien, ya me reí -lo juro, a carcajadas-, ahora respondo: el caso de 2003, como bien lo expone el señor Calisto (?) -mucho gusto-, tuvo una IRREGULARIDAD: la huelga de jugadores agremiados. Repetimos, jugadores agremiados. No jugadores de Alianza, ni de la 'U', ni de Cristal, ni del Boys en particular, sino jugadores agremiados, futbolistas de todos los equipos que decidieron frenar sus actividades deportivas por temas extradeportivos -supongo que se imaginan de qué se trataba, ¿no?-, esto trajo como consecuencia que el torneo Clausura se jugara varias fechas con jugadores sub-20, siendo el mejor club de ese momento, bajo ese contexto, Alianza Lima, quien lideraba cómodo el torneo con 34 unidades, cinco puntos por encima de su más cercano perseguidor, Alianza Atlético de Sullana, y ya un poco más relegados Sporting Cristal y Sport Boys con 27 puntos cada uno. Ante la huelga, la FPF se vio obligada -no por Alianza, sino por una cuestión propia e institucional- a tomar la decisión de dar por finalizado aquel torneo, coronando campeón del Clausura al equipo que en ese momento estaba puntero: en ese caso Alianza Lima. Es cierto que faltaban siete fechas y que esto es fútbol, un deporte por naturaleza impredecible, y que cualquier cosa pudo pasar, pero esto entra en el mar de las suposiciones, donde caer es aún peor que simplemente interpretar -así que mejor quédese donde está, señor Calisto-. Lo concreto es que el Clausura de ese año fue un torneo irregular en el que tenía que haber un campeón que disputase la gran final por el título nacional, según la FPF, y el "beneficiado" pudo haber sido cualquier otro club que se encontrase puntero en ese momento.

El señor Calisto dice además que a Alianza se le "regaló" un título en mesa. La falsedad de esta afirmación cae por su propio peso: Alianza no salió campeón nacional por decisión de la FPF. Alianza tuvo que disputar una durísima final con Sporting Cristal, quien había salido campeón en el Apertura. Se jugó la final y Alianza la ganó con justicia, coronándose campeón nacional con justicia. El resto suena a cacareo, pero bueno, hasta a eso tenemos que responder de vez en cuando.

Por otro lado, el caso de 1934 fue muy diferente, ya que en este torneo NO EXISTIÓ NINGUNA IRREGULARIDAD. Para ser más claro, se jugaron las fechas completas, se definió al campeón absoluto y se atendió el reclamo de un club que estaba harto de que el clásico rival le dé la vuelta en la cara -me disculparán la pequeña interpretación que me atribuí, pero es que no quería desentonar, además recordemos que con esa eran ya tres veces consecutivas en las que Alianza y 'Manguera' salían campeones frente a 'Lolo' y la 'U'-, y que no quería quedarse con las manos vacías un año más. Se jugó el partido y se definió al campeón secundario. Listo. Campeón Absoluto: Alianza, Campeón de Primeros Equipos: Universitario y Campeón de Reservas: Alianza. Para la FPF, para la Liga de Lima, para la prensa y para la afición en general, la cosa estaba muy clara. La tergiversación de esta historia es el error que actualmente se busca corregir. Ahora continuemos con nuestro trabajo.

Y si el hecho de que Universitario tenga actualmente múltiples versiones lanzadas por sus defensores para sustentar su fantasmal título de 1934 le parecía jocoso, vea la nueva tesis que propone el señor Calisto, autor de esta gran oda a la fanfarronería, perdón, "reseña histórica":
"[...] al tener la FPF un reclamo del Club Universitario de Deportes que cuestionaba que Alianza Lima campeonara por 1/4 de punto que provenía del torneo de reserva (sistema de bonificación que ya se venía cuestionando desde la temporada anterior),  ésta decidió ordenar que se juegue un partido extra (teniendo en consideración la opinión de los delegados de la CSF que se habían pronunciado señalando que un título absoluto no debía definirse por tan estrecho margen). Sin embargo, y aquí viene la diferencia respecto de la explicación brindada por Quirós y Redkoborodiy, la única manera que la FPF encontró como viable para dar solución al reclamo de Universitario e implementar la recomendación de los delegados de la CSF, era eliminando al Torneo de Reservas de la fórmula para la obtención del título absoluto del año. De esta manera, el Torneo de Primeros Equipos quedó como el único marco en el cual los equipos principales de la "U" y Alianza Lima debían definir al campeón absoluto del año".
Para responder a esta auténtica locura -no tiene otro nombre-, recurrimos una vez más a La Hermandad Aliancista, que hace poco tiempo lanzó nuevas pruebas de que la FPF no anuló la bonificación de las Reservas en aquel campeonato, desbaratando por completo -para variar- este nuevo manotazo de ahogado. Para muestra pondremos un fragmento de lo expresado en este artículo:
" 2.- ¿Se anuló la bonificación de las Reservas para la final de 1934? La respuesta es un rotundo NO.

Si vemos en la recopilación de boletines que hemos proporcionado en nuestra Fan Page, veremos que en el Boletín 168, artículo 7 se menciona lo siguiente:

    «7º Pasaron a estudio de la Comisión de Reglamento dos proposiciones del delegado señor de la Haza, modificando la reglamentación del Campeonato Oficial de la Liga».

Una de las dos proposiciones era precisamente que las Reservas ya no sumen más puntos al primer equipo como lo demuestra la siguiente imagen:





Si vemos la fecha de emisión del Boletín 168, nos daremos cuenta que es del 18 de mayo de 1935, es decir, se emitió antes del partido de definición por el título de Primeros Equipos, pero como lo dice dicho boletín en su artículo 7, el proyecto pasó a estudio, aún no se había aprobado.

El partido de definición por el título de Primeros Equipos se juega el 7 de Julio de 1935 y dicho proyecto (eliminar la bonificación de las Reservas) aún no era aprobado".
Como puede apreciar, estimado lector ávido de verdades y no de simples interpretaciones, esta "tesis", que en realidad no resulta ser más que otro vano intento de atolondrar débiles mentes, es absolutamente refutable.

Si aún le queda el estómago para seguir riéndose a carcajadas, póngase cómodo, que esto aún no termina. Sigamos ahora con esta imperdible pregunta, digna de la primera etapa de "Sabes más que un niño de primaria" , la pregunta dice así:
"¿Porqué si Universitario obtuvo el título de Campeón Absoluto la mayoría de medios no lo señalaba expresamente en un inicio?"
Ahhhh, pero esta es fácil, porque en NINGÚN documento -sí, mayúsculas de nuevo, aunque creo que de nuevo por si no se notó- NINGÚN documento -ups- dice expresamente que Universitario haya sido Campeón Absoluto ¿O sí? ¿Y la prueba? ¿Donde está pues la pruebita? déjala que pobrecita, déjala que ponga... al menos una... Vaya, pero vaya afán de interpretar las cosas a su antojo, y eso no es todo, ya que el autor de este post osa deslizar otra de esas hipótesis descabelladas aduciendo que los medios de prensa no tenían en claro las cosas en un inicio, cuando las pruebas demuestran lo contrario ¿Ah, no? pues papelito manda:

Diario La Crónica

Diario El Universal

Las pruebas demuestran que los medios de prensa tenían en claro que Alianza Lima era el Campeón de Clubs (Campeón Absoluto) y que Universitario era el Campeón de Primeros Equipos, ¿Así o más claro?

Pero para justificar tamaña osadía el autor del post, cual narrador de cuentos titulado, comenta:
"Este error fue simplemente repetido durante los primeros años, hasta que en algún momento la FPF debe haber hecho alguna publicación oficial enmendando la plana a todos los medios, luego de lo cual éstos se alinearon con la única verdad oficial: Universitario es el campeón absoluto de 1934".
Vaya, vaya ¿Y como para cuando presentarán dicha prueba? ¿No se supone que era claro que Universitario fue Campeón Absoluto el 7 de julio de 1935?

Lo que tenemos aquí es una evidente manipulación de la información a petición de lo que le dicta la interpretación del autor de este artículo ¿Que no es así? ¿Entonces porqué la aclaración?
"Somos conscientes que esta apreciación que se hace  ha tenido que apelar al "probablemente" en tanto existen (por ahora) muchos vacíos históricos y documentales".
El único "vacío documental" al que hace referencia el autor de este post, se refiere a que nadie que respalde la versión crema puede encontrar un documento oficial que certifique que la "U" fue el Campeón Absoluto de 1934. Y no lo encontrarán ¿saben por qué? pues fácil, porque dicho documento NO EXISTE, es por eso que deben apelar al "probablemente" mientras la versión aliancista siempre se respalda con los Boletines Oficiales de la época.

Pero sigamos leyendo la argumentación de este personaje que se hace llamar "Calisto":
"Pero por lo demás, la tesis del señor Roberto Castro y otros hinchas del Club Alianza Lima también han tenido que apelar a lo mismo, al no poder explicar el porqué de pronto se produciría un cambio en los medios de comunicación respecto a este polémico campeonato".
El desvío de la atención es bastante evidente aquí, ya que Roberto Castro argumenta sobre el momento en el que los medios de prensa cambiaron la información, no que alguna autoridad deportiva haya cambiado la información como lo pretende hacer ver el señor Calisto; porque existen claras evidencias de que la prensa cambió la versión de los hechos, pero por otro lado ¿Existen pruebas de que la FPF o alguna autoridad deportiva hayan emitido la "inubicable" resolución que haya determinado que la "U" ganó el Campeonato Absoluto de 1934?

Si la hipótesis que lanza el tal Calisto fuera cierta, es decir, "que en un inicio los medios estaban en un error que luego corrigieron tras una resolución" ¿En qué documentos se basaron los medios de prensa? Los documentos ya han sido mostrados, uno tras otro, todos coherentes entre sí y ninguno habla sobre la equivalencia del Título de Primeros Equipos como Título Absoluto. No juegue con la inteligencia de la gente ¿señor? Calisto.

Luego se muestra el Libro por los 50 años de la FPF como "prueba fidedigna" que existe "oficialidad" en el título de 1934 para Universitario de Deportes, disculpen pero ¡JA!


La pregunta se cae de madura ¿Un libro es un documento oficial? la respuesta es fácil: NO. Pongamos un simple y sencillo ejemplo en este caso: 

Vemos claramente que en la lista de Campeones figura Sport Alianza como campeón de 1918 y 1919 cuando aún no existía la FPF, sino su antecesora la Liga Peruana de Fútbol, además vemos que los campeonatos de 1926 y 1927 se encuentra en la Lista de Campeonatos Oficiales.

¿Por qué hacemos esta aclaración? por la sencilla razón que en el Libro por los 75 años de la FPF; su editor Roberto Salinas, no considera estos campeonatos como oficiales ¿A cual de los dos libros le hacemos caso? ¿No sería mejor recurrir a los documentos oficiales y no a los libros? pero parece que los documentos oficiales les son esquivos a los defensores de la posición crema, motivo por el cual deben recurrir a libros editados mucho tiempo después de ocurridos los hechos.

Mostrar el Libro de la FPF por sus 50 años, lo único que demuestra es que, efectivamente, hay una publicación de la FPF anterior a la de Roberto Salinas (1997) pero ¿Demuestra que la "U" fue el campeón Absoluto de 1934? ¿Bajo qué resolución se declaró Campeón Absoluto a la "U"? 


Veamos ahora la serie de incoherencias que han llamado "¿Existen otros indicios que ratifiquen que el título absoluto de 1934 corresponde a Universitario?"

En el colmo del desparpajo afirman algo que desconocen ¿O no quisieron darlo a conocer? ¿Mala fe? ¿Donde leímos eso?
"[...] Un primer punto es reparar en que cuando Universitario impugnó el título que había sido otorgado a Alianza Lima, se refería claramente al título absoluto y no al de primeros equipos. Es obvio entonces que la resolución que dieron las autoridades al asunto estaba dirigido a definir al campeón absoluto y no sólo al de primeros equipos. Definir el título de primeros equipos fue un medio (para definir el título absoluto) y no un fin en sí mismo".
Ah, quizás no leyeron la entrevista que le hicieran al Sr. Plácido Galindo un 22 de Noviembre de 1934 donde manifiesta claramente que La "U" solicitaba la definición del Título de Primeros Equipos, SÍ, así como lo lee, definición del Título de Primeros Equipos ¿Qué no es así? una vez más, papelito manda:


Puede leer el análisis completo de la entrevista en este enlace, nosotros vamos a sustraer un pequeño párrafo de este análisis que desmiente la afirmación del tal Calisto. Plácido Galindo comenta lo siguiente:
«Lo esencial, lo básico que existe en todos los campeonatos del mundo a excepción del que se realiza aquí, es el resultado que tienen los matchs de Primeros Equipos. Aquí se ha incluido el de Reservas, que debía tener carácter secundario, cuando en realidad tiene efectos decisivos para aquello que nuestros dirigentes denominan “Campeón de Clubs”. Ante esta emergencia, lo lógico sería que para designar al campeón, se tome en cuenta el resultado del obligatorio match que deben jugar Alianza y “U” por el desempate del Torneo Principal, que es de los Primeros Equipos.»
Puede notarse un claro deseo de Plácido Galindo para que su petición sea aceptada por las autoridades deportivas, tal cual Galindo lo manifestaba, pero... ¿Las autoridades deportivas interpretaron las cosas de la misma manera que el Sr. Galindo? 

Las cosas son claras -más aún si usted, amable lector, lee el análisis completo de la entrevista a Plácido Galindo- el Sr. Galindo quería, deseaba, anhelaba y cuanto sinónimo más se le ocurra, que el Campeón de Primeros Equipos sea considerado como el Campeón Absoluto del año, porque a él le parecía "lógico" cuando recordemos que existen bases que estipulan de manera clara quien era designado como el Campeón Absoluto, justo o no, así eran las reglas de juego. Además Galindo reconocía a Alianza Lima como el Campeón de Clubs, aunque para él se trataba de un "falso Campeón", pero Campeón al fin y al cabo.

Queda probado entonces que Galindo NO se refería "claramente" al Título Absoluto, el cual se otorgaba al Campeón de Clubs, ya que ese título NO se encontraba empatado, sino que apuntó al único título que se encontraba empatado, es decir, el Título de Primeros Equipos, y que "por lógica" las autoridades deportivas "deberían" tomar en cuenta el resultado de dicho desempate para "designar al campeón".

Como sabemos, con la publicación que realizó La Hermandad Aliancista de todos los boletines implicados en el caso, NINGUNO de ellos menciona que la petición del Sr. Galindo se hizo efectiva, ya que todos los boletines mencionan claramente -sin comillas- que lo único que restaba por definir era el Título de Primeros Equipos, que fue finalmente lo único que obtuvieron.

Ahora veamos este otro punto:
"[...] Otro indicio lo encontramos al reparar en que cuando  los delegados de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) fueron consultados y opinaron que un título no debía definirse por un margen de 1/4 de punto, y que lo mejor era declararlo empatado, está claro que se referían al Campeonato Absoluto, pues éste es el que había sido materia de impugnación por parte de la "U". Si esta recomendación es la que fue seguida por las autoridades, es obvio que la resolución de la impugnación se refirió también al título absoluto".
Esta "prueba irrefutable" que presenta el "célebre" Calisto, sólo la menciona el Sr. Salinas, pero Calisto no aclara ese detalle ¿Por qué recalcamos esto? porque simple y sencillamente esta afirmación no ha sido ubicada por nadie en los diarios que el Sr. Salinas menciona haber investigado, teniendo en cuenta que Salinas menciona  haber encontrado dicho "hallazgo" en una "sección de datos" del Diario La Crónica como se puede apreciar en la imagen perteneciente a este artículo:


Cuando alguien encuentre la publicación que menciona Salinas podríamos dar como hecho la intervención de los delegados de la CSF, mientras tanto, sólo queda en una interpretación más del montón.

Ahora vamos con el siguiente "indicio"
"[...] Un indicio más es el que nos revela el investigador José Farje, cuando señala que el presidente de la Liga de Football Miguel Dasso afirmó que los precios para ver el  match de definición o play off fueron inusualmente altos, al punto que el público llegó a "empeñar sus joyas o algo de valor en las casas de préstamos" con el fin de adquirir las entradas. Como ya hemos dicho antes, es evidente que nunca hubiera existido tamaña expectativa ni la gente hubiera incurrido en tales esfuerzos económicos si no hubiera estado en juego el título absoluto del torneo y no sólo el de primeros equipos, el cual por sí sólo a nadie hubiera importado".  
¿Por qué se meterán en cosa de adultos? pero como el espíritu de investigación del Sr. Calisto es amplio e imparcial, le daremos el dato: Diario La Prensa, 7 de julio de 1935, ahí encontrará la publicación de una carta enviada por el Sr. Miguel Dasso, delegado de la Liga de Fútbol de Lima, en respuesta a las cartas que enviaban los aficionados a dicho diario protestando por los altos precios de las entradas y en dicha carta figura lo siguiente:


¡Ojo! esta es parte de la carta que envía el Sr. Miguel Dasso, delegado de la Liga de Fútbol de Lima, al Diario La Prensa, donde puede notarse un total sarcasmo en respuesta a los aficionados que protestaban por los altos precios de las entradas. 

No es que la gente haya empeñado sus joyas y demás cosas para comprar las entradas caras, queda demostrado que esa fue una respuesta sarcástica a la afición de parte de un delegado de la Liga de Fútbol de Lima ante la ola de críticas y protestas por los precios altos.

Y parta cerrar con broche de oro "tremendos indicios" e "irrefutables hallazgos" culminamos con este párrafo
"[...] Finalmente, el hecho de que desde el año siguiente tampoco se hubiera considerado ya el sistema de bonificación de puntos que aportaba el Torneo de Reserva (punto central de la impugnación de Universitario), nos revela que en efecto las autoridades tomaron conciencia de que un título no podía ser definido por márgenes tan estrechos, tal y como lo habían indicado los delegados de la CSF, y que la decisión tomada respecto al título de 1934 (que finalmente obtuvo Universitario) debía mantenerse en lo sucesivo".
Nuevamente nos remitimos a las pruebas presentadas por La Hermandad Aliancista, quienes demuestran que Universitario presentó un Proyecto de Bases en Agosto de 1934 para que rijan en el Campeonato de 1934 (Más Información).

El punto más importante, para nuestro caso, es que la "U" planteaba que las Reservas ya no sumen puntos para la obtención del título, el cual se daba en una Tabla Acumulada. Este punto del proyecto crema dice lo siguiente:
«Las Reservas no deben dar puntos a las Competencias que realizan los primeros equipos. Esta es otra reforma que sugerimos. Los Campeonatos deberán regirse únicamente por los puntos que den los primeros equipos. Los torneos de los cuadros de Reserva se efectuarán separadamente, ya que en la práctica han demostrado su poca eficacia. El poderío de los clubs descansa en las actuaciones que dan los primeros equipos y nunca en las de las Reservas».
Como repetimos, este Proyecto de Bases se presentó antes que inicie el Campeonato, para que rijan precisamente en el Campeonato de 1934. Pero la Liga de Fútbol de Lima NO consideró este punto del proyecto, como podemos ver en las Bases de 1934 que pueden ver en este enlace, es decir, la "U" sabía desde antes de iniciado el Campeonato de 1934 que las Reservas seguían siendo determinantes para la obtención del Campeonato Absoluto, si luego lloraron por algo que sabía que podía pasar es otra cosa.

Sin mucho más que agregar, los invitamos a leer este artículo también de La Hermandad Aliancista donde se aclara esa parte del pedido de Universitario.

Y un último mensaje para nuestros compadres cuenteros: a la próxima sean más solapas. Un saludo.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Sigo en la cima

Alianza Lima 3 - Los Caimanes 1

No era para nada un rival a subestimar. Olvidémonos de la tabla, esto es fútbol y el fútbol no sólo son números, muchas otras cosas cuentan, la presión por los objetivos es una de ellas, los resultados de rivales que buscan lo mismo es otra. Los Caimanes venían en una indiscutible alza en su rendimiento, habían obtenido victorias importantes tanto de local como de visita, y veían en Alianza la oportunidad perfecta para reafirmar sus ganas de quedarse en la primera división. La blanquiazul, por su parte, tenía encima la victoria de Sporting Cristal, que había tomado momentáneamente el primer lugar del Clausura, y además el "no estoy muerto aún" de Melgar tras su victoria en Trujillo. Era claro que tanto Alianza como su rival de turno estaban presionados, cada cual en lo suyo. El partido de anoche, pues, pintaba para ser duro, friccionado y caliente, y así fue. Lo que pocos imaginaron era que Alianza iba a sufrir más de la cuenta para sobreponerse a un equipo teóricamente inferior. Anoche hubo victoria en La Victoria, y así vimos el partido.

Abrazo de puntero: Alianza logró mantener el primer lugar del Clausura tras vencer a Los Caimanes.
Primer tiempo

Alianza Lima saltó al gramado del Alejandro Villanueva con Forsyth en el arco (quien venía de varias fechas sin jugar por lesión), Ibáñez y Aparicio (quien reemplazó a Araujo, convocado a la selección mayor), Roberto Guizasola por la derecha y su hermano, Guillermo, por la izquierda; en la contención Albarracín en solitario, por las bandas Landauri y Costa; Cedrón y Cueva más libres en posiciones de ataque, Montes fue el único punta.

La blanquiazul se encontró con un rival atrevido que no le dejó dominar el partido desde el arranque. Peor aún, atacaba con cierto peligro, exigiendo a la defensa íntima. Se hizo así un partido parejo y de medio campo que amenazaba con romperse con algún pase bien puesto. Ese pase lo hizo el exaliancista Alexander "wally" Sánchez, el servicio fue para Inolopú, quien desbordó por derecha, metió el balón rasante al área chica y se metió al arco grone tras una intervención de Koichi Aparicio. Autogol y baldazo de agua fría para hinchas y jugadores victorianos. Habría que replantear el partido y habría que hacerlo rápido. Sin embargo, después del gol, los aliancistas confundieron rapidez con desesperación, sumando gente al ataque pero llegando a cuentagotas a la portería chiclayana. El árbitro Gambetta no escatimaba cobrar faltas para ambas escuadras, sacando tarjetas amarillas por doquier y condicionando de esa forma el desarrollo del partido. Aún con ello, Alianza siguió a la carga.

El esperado empate llegó a los 35', tras un pase de Cueva que aprovechó perfectamente Gabriel Costa. El uruguayo alargó el balón con habilidad, sacándose a dos defensores y quedando a solas con el portero visitante, luego definió cruzado y la algarabía no se hizo esperar en Matute y en todo el Perú. Cuando creíamos que el partido se componía, una supuesta simulación de falta de Christian Cueva concluyó en su segunda amarilla y por consiguiente su expulsión (para nosotros fue penal, lo cual agrava el error del árbitro). Sanguinetti se "volvió loco" (seguramente pensando en lo que se viene para su equipo y en la falta que le hará 'aladino'), se metió a la cancha a reclamarle a Gambetta eufóricamente y por ello fue también expulsado. Luego de esto hubo un par de oportunidades más para la azul y blanca, pero el marcador no se movería. Minutos más tarde, Hidalgo, volante visitante, fue expulsado del campo por doble amonestación, equilibrando en número el encuentro. Final de los primeros 45'.

¡Grítalo, 'chato'!: Gabriel Costa fue una vez más la linterna de Alianza.
Segundo tiempo

Los Caimanes decidieron tomarse con calma la segunda parte y eso les costó caro. Alianza salió con decisión y precisión a conseguir el tanto de la ventaja, lo cual se lograría apenas al minuto. Una gran jugada de Landauri por izquierda, un centro preciso y la aparición imponente Costa para, de volea, poner el 2 a 1. Golazo de Alianza y Matute era una fiesta. Además teníamos por devuelta la tranquilidad que no tuvimos en la primera mitad. De esa forma, los dirigidos por Sanguinetti tomaron posesión del partido y dominaron territorialmente a los norteños. Algunas incursiones de Montes, Landauri y el propio Costa generaron peligro, Los Caimanes atacaban como podían, haciendo lucir a Forsyth en algunas ocasiones. Diez minutos antes de terminar el cotejo, una contra muy bien guiada por el recién ingresado Julio Edson Uribe terminó en la pierna zurda de Landauri. El volante le pegó fuerte al primer palo y concretó el tercero de Alianza con un nuevo golazo. El partido estaba liquidado. Los de Puerto Eten no se rindieron y casi consiguen el descuento en dos ocasiones, pero entre Forsyth y el travesaño la felicidad les fue negada. Gambetta pitaba el final de un accidentado partido que dejó la magra sensación de haber pagado un precio muy alto de cara al choque ante Cristal: la expulsión de Christian Cueva.

No se puede creer: Gambetta deja a Cueva fuera del importantísimo partido ante Cristal.
Apreciaciones finales

Me voy a quedar con lo que hizo Alianza después de la expulsión de Cueva. Mucho se ha dicho sobre las grandes diferencias entre la forma de jugar actual de Alianza y lo que hizo el equipo desde el Torneo del Inca hasta el Apertura. La mayoría está de acuerdo en que el gran responsable de este cambio fue Christian Cueva, quien en poco tiempo se hizo "el diferente" del equipo, poniendo a jugar a todos al ras del piso, y haciéndonos olvidar del generalmente odiado pelotazo. Quedaba, debido a esto, el temor de que sin Cueva se regrese a la fórmula anterior, perdiendo el brillo ganado. Anoche Alianza demostró que, con o sin Cueva, "ha aprendido" a tocar y jugar de la misma manera. Si bien es cierto que con su asuencia se pierde creatividad, desequilibrio y profundidad, queda la sensación de que entre Cedrón, Landauri y Costa puede haber también esa magia que recuperamos en el tramo final del año y que será sin dudas nuestra mejor arma ofensiva ante un equipo que también ataca bien como Cristal. El retorno de Atoche, Araujo, Míguez y Guevgeozián también es un punto a tomar en cuenta de cara a ese partido. Por otro lado, será una gran oportunidad para descartar algún síntoma de "Cuevadependencia". Me deja tranquilo que hoy no dejamos de intentar jugar por debajo a pesar de que antes de la llegada de Cueva casi nadie lo hacía. Creo que Alianza al fin se ha creído capaz de jugar de esa forma y así dejar el pelotazo como última alternativa.

Y el mejor del partido fue...

El placer de equivocarse: Costa es hoy en día uno de los pilares del equipo.
Como tantas veces hemos dicho por estos lares, dos goles hacen figura a cualquiera, y aunque muy cerca quedó Landauri, Gabriel Costa se llevó anoche todas las palmas. Su habilidad y capacidad de definición reformaron un partido que empezaba a desbibujarse. Se puso, junto con Landauri, el equipo al hombro, y a pesar de las críticas que siempre lo han acompañado, fue el único que se tomó las cosas con calma "cuando las papas quemaban". Si algo positivo nace tras la expulsión de Cueva, es que Costa llega en su mejor momento del año, y puede que gracias a él no extrañemos tanto a 'aladino' en el trascendental choque ante Sporting Cristal.

Próxima cita

Ante la negativa de Unión Comercio para jugar el partido en la fecha regular, Alianza tendrá que esperar hasta el jueves 20 para enfrentar a Cristal en un partido con sabor a final. Ambos equipos llegan afinados en la cima de la tabla, Cristal con un peso ofensivo superior, quizás, y Alianza con una solidez generalizada en todas sus líneas. Será un partido difícil que tendremos que sacar adelante para afrontar con relativa holgura el resto del torneo.

¡ARRIBA ALIANZA!

Por: Alejandro de Cotabambas
Fotos: Epensa y Club Alianza Lima

domingo, 2 de noviembre de 2014

A paso firme

Alianza Lima 5 - Cienciano 0

Fue una tarde soleada de domingo, signo de que el clima de la capital ya está cambiando pero también nos hacía pensar en que el mismo 'gringo' quería salir para ver jugar a la blanquiazul. Esto motivó también al público quien acudió a Matute en masa. Esta asistencia, más el hecho que nuestros más cercanos perseguidores habían sumado de a tres, ejercía presión sobre los grones quienes saltaban al campo de juego minutos antes de las 4 para enfrentar al duro Cienciano y seguir como líder del torneo Clausura.

Primer tiempo

Después de empezado el encuentro, no pasaría mucho tiempo antes de que empiece a moverse el tablero del campo de juego. A los pocos minutos, el jugador de la visita Rivero hace falta sin pelota a Gabriel Costa y el árbitro Seminario procedió a sacarle la roja. Este hecho condicionaría el resto del partido. Luego de verse trabado el partido con una seguidilla de tarjetas amarillas en las que pareció que el partido se le iba de las manos al árbitro, la avalancha blanquiazul empezaría a darse desde el minuto 12 en que la primera chance clara del partido vendría desde los pies de Cedrón, cuyo remate impacta en la parte lateral del arco rival.

La apertura del marcador vendría de los pies de aquel jugador que hemos elegido como figura en varias ocasiones durante el presente torneo. Cuevita recibió un pase de Cedrón dentro del área, se generó el solo un espacio entre los defensas y remató colocado arriba al primer palo para marcar el primero. Un señor gol que abría la cuenta e iba generando las primeras sonrisas de la tarde en Matute.

Golazo de Cueva y Matute se preparaba para la fiesta

Alianza siguió insistiendo y, a los 27 minutos, tuvimos una opción para aumentar el marcador a través de una pelota en salida de Cienciano y recuperada por Miguel Araujo quien, luego de un rebote, queda en tres cuartos de cancha con la defensa de Cienciano desbaratada. La pelota le queda para disparo e intenta sorprender de fuera del área saliendo su remate desviado. Sin embargo, no pasaría mucho antes de aumentar la cuenta. Un centro de Cedrón desde la izquierda encontró a Míguez bien ubicado y este mete un cabezazo potente y colocado a un extremo del arco. El contención grone celebró como desfogando todo, sabiendo que se perdería el siguiente partido por una tarjeta amarilla ganada más temprano. En ese momento eso no importaba, Alianza aumentaba la cuenta a dos goles y empezábamos a afianzarnos en la punta del torneo.

Eso no iba a ser todo lo que nos iba a dar el equipo blanquiazul en el primer tiempo. A los 40 minutos, Araujo logra recuperar un pivoteo en el área y, antes de que salga el balón a la última línea, saca un centro cruzado y lo encuentra solo a Míguez. Nuestro volante solo atina a pegarle de volea con la zurda, su pierna floja, y le sale un GOLAZO. Doblete del uruguayo y 3 a 0 para Alianza. Y, para coronar la primera etapa, el capitán Walter Ibáñez se haría presente en el marcador aumentando la cuenta de penal tras una falta en el área a Gabriel Costa. Alianza se iba a los camerinos goleando ante su gente y afianzando su liderato.

Segundo tiempo

El segundo tiempo tuvo un descenso en las revoluciones del cuadro grone respecto a cómo terminó el primer tiempo. Vimos como el equipo empezó la segunda etapa tocando más, pausando más las acciones, manejando más la pelota. La primera acción de peligro fue un remate de media distancia de Cueva bien desviado por el arquero rival Morales; inmediatamente después, un remate de Cedrón en primera es igualmente desviado por Morales. A los 60, Alianza dejaría de avisar y volvería a concretar luego de una incursión de Gabriel Costa en la que saca un centro que Cedrón no puede conectar pero que sí llega a empujar Montes debajo del arco para poner la "manita" de goles. Para hacernos acordar que no se había olvidado de anotar. El sol seguía brillando sobre Matute y la fiesta seguía.

Alianza tenía todo a su favor para manejar el resultado y se dedicó, luego del quinto gol, a mover el balón pausadamente y sin apuros. La amplitud del marcador fue tal que Sanguinetti cedió a la solicitud de la hinchada que pedía a González-Vigil al grito de "¡Lobo, lobo!" y Juan Diego entró al campo en lugar de Cueva, que se fue aplaudido. El resto del partido sería un trámite de dominio por parte de Alianza, gracias al amplio marcador, y no se quiso hacer un mayor desgaste físico. El árbitro no quiso dar más tiempo adicional y lo terminó exactamente al minuto 90. Cinco goles y tres puntos para alegría del pueblo blanquiazul.

Y el mejor del partido fue...



Personalmente, no creo que haya habido una figura resaltante por encima del resto sino que, como hace tiempo no pasaba, todos destacaron por encima de su nivel habitual y contribuyeron a la goleada. Cueva con el primer gol, Míguez con sus dos goles, Costa y Cedrón con los pases y las gambetas, Araujo e Ibáñez con solidez y contribuyendo a goles también, Montes atento debajo del arco, bien Trujillo subiendo por las bandas. Esta fecha, todo el equipo resaltó y eso es mejor que tener una sola figura como el mejor del partido.


Apreciaciones finales

Sin duda, ha sido una muy buena victoria de Alianza. Un tanto condicionada por la expulsión en los primeros minutos, pero de todas maneras contundente. No obstante, hay que ver que nuestros rivales directos también han sumado de a tres (y ambos de visita) por lo que no podemos dejar de monitorear cómo van en la tabla. Sporting Cristal tiene cuatro puntos menos pero un partido pendiente por lo que es probable que se ponga a uno de distancia. De todas formas, en este momento Alianza solo depende de Alianza y debemos mantener eso para poder seguir paso a paso en busca del objetivo final.

Vamos a paso firme

Próxima cita

La próxima fecha es ante un rival que está peleando por escapar del descenso y que nos puede complicar si nos confiamos, Los Caimanes. A mitad de semana, Sporting Cristal jugará su partido pendiente por lo que cada partido nuestro será importante con el fin de afianzarnos como los líderes y llevarnos el torneo.

¡Arriba Alianza Lima carajo!

Por: El Chiquillo
Fotos: Club Alianza Lima - Facebook

lunes, 27 de octubre de 2014

Nuevas plumas caídas: el "extraño" título de 1929, la forzada ¿fundación? y las dizque 26 estrellas

"Y dale 'u', el más grande, 26 estrellas, cagón", ¿quién no ha escuchado o leído esta frasuela atiborrada de soberbia, pedantería e injustificado sentimiento de superioridad? Es por demás conocido que cierto club, con patológicas ínfulas de grandeza, invente situaciones, tergiverse información, cree historietas y todo lo que esté al alcance de su imaginación para tratar de generarse una identidad parchada, y así sus hinchas puedan tratar de sentir en carne viva "el orgullo de haber nacido superiores" (permítannos un momento, ¡JA!, gracias).

Continuando con nuestra insana costumbre de meter la mano al lodo para sacar una que otra perlita suya (y de paso extendiendo un poco el regalito que les hicimos en su "cumpleaños N° 90"), nos tomaremos la molestia, una vez más, de bajarlos de su nube; aunque, claro está, sabemos que pronto volverán a subirse a otra con alguna nueva treta, historieta o como quieran llamarlo, sólo para seguir quedando, por supuesto, en el más completo ridículo ante los hinchas medianamente informados que hace mucho no caemos en estas lamentables posiciones sin piso. Sin más preámbulos, ¡a desplumar!:

Clásico hincha crema argumentando sobre la superioridad de su club por encima de los "mortales".
El ilegítimo título de 1929

Y no decimos ilegítimo por la manera en la que se ganó dicho título, sino por la forma en la que se lo atribuyen, expliquemos en principio el contexto:

Alianza Lima (indiscutible monarca del fútbol peruano del momento, vigente bicampeón gracias a los títulos de 1927 y 1928) se ubicaba como puntero absoluto del campeonato de 1929 cuando habían transcurrido siete fechas jugadas. El torneo se vio interrumpido por la participación de la selección peruana de fútbol en el Campeonato Sudamericano de Buenos Aires, siendo convocados nada menos que siete jugadores aliancistas. Como sabemos, en dicha época los futbolistas dependían mucho del ingreso económico que les generaba el fútbol local, motivo por el cual los aliancistas, quienes pasaban por una pésima situación financiera y argumentando que debido a esa convocatoria se verían afectados en ese aspecto (lo que obviamente repercutía en el sustento familiar) decidieron renunciar momentáneamente al equipo patrio (aunque hay otras versiones, una de ellas indica que en realidad ellos querían concentrarse en el local aliancista y no en el local proporcionado por la FPF, habría que investigar sobre esto).

Esta actitud hizo que la FPF suspendiera indefinidamente del campeonato a los jugadores aliancistas y al club, al que se le impidió inclusive utilizar el nombre de "Alianza Lima" para jugar partidos tanto locales (así se trate de amistosos) como internacionales; es entonces cuando nacen "Los íntimos de La Victoria", aunque esa es otra historia...

Finalizada la desastrosa participación de la selección peruana de fútbol en la Argentina sin los jugadores aliancistas (¡derrota en todos los partidos!), se reinicia el Torneo Local. Alianza Lima había conseguido el "perdón" de la FPF, aunque con una por demás sospechosa condición: el club victoriano se reincorporaría al fútbol competitivo una vez culminado el campeonato de 1929 (hmm...). Sin Alianza Lima en competencia, la Federación Universitaria, el segundo equipo más fuerte, tenía el camino libre, y finalmente logró obtener el campeonato peruano de 1929, galardón que actualmente el club Universitario de Deportes considera como el primero de su historia.

Pero al margen de algunas cositas un poco, digamos, drásticas, ¿dónde está lo ilegítimo? 

Selección peruana de fútbol que participó en el Sudamericano de Buenos Aires (1929).

El rollo de la fecha de fundación

Como hemos mencionado anteriormente, el campeón del año 1929 fue la Federación Universitaria de Fútbol, la cual dependía de la Federación Universitaria de Deportes que, a su vez, dependía de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP). Como es fácil de colegir, aún no existía el club Universitario de Deportes como tal. Es en enero de 1933 cuando los integrantes que conformaban la Federación Universitaria de Fútbol deciden desligarse de la FEP al no poder cumplirse su deseo de integrar jugadores que sean ajenos a la vida universitaria, vale decir, jugadores "de la calle" (y aparentemente este deseo tenía como base la despiadada paternidad de Alianza Lima sobre los estudiantiles en la cancha). Pero para poder desligarse de la FEP, la Federación Universitaria de Fútbol debía demostrar que había sido fundada antes que la Federación Universitaria de Deportes y que por ende no dependía de ella. Para una mejor explicación recurriremos al historiador y periodista Jaime Pulgar Vidal (conocido hincha crema, además), quien explica lo siguiente:
«[...] Este cambio de nombre ocurrió en 1933. Nosotros creemos que el cambio de nombre se debió que el equipo quiso separarse de su "institución-madre", la FEP y esta separación no debe haber sido muy amistosa. Sospechamos que para lograr la separación, los integrantes del equipo de fútbol debieron demostrar que su institución era anterior a la Federación Universitaria de Deportes y por ello no dependían de ella. Así, en 1933, redactaron un documento que "demostraba" que la Federación Universitaria de Fútbol había sido fundada el 7 de agosto de 1924, un mes antes que la Federación Universitaria de Deportes (fundada el 10 de setiembre). Sabemos que esta aseveración requiere una investigación posterior».
(Fuente: El blog de Jaime Pulgar Vidal)

Una vez desligados de la FEP se funda Universitario de Deportes, es decir, no hubo un simple cambio de nombre, sino una mutación, el nacimiento de una nueva institución, ya que la Federación Universitaria de Deportes aún sigue existiendo.

Copa de 1929 exhibida en el Estadio Lolo Fernández, nótese el hermoso detalle del rótulo.

Entonces, ¿a quién le pertenece el título?

Para tratar de resolver esta sencilla pregunta, pongamos un ejemplo bastante práctico:

Un grupo de periodistas funda una radio (llamémosla "Radio Crema") bajo el amparo de la Asociación de Periodistas del Perú. Tras un tiempo de arduo trabajo en las comunicaciones, dicha radio gana el premio a la mejor radio del año. Años más tarde, y por motivos "x", una parte de estos periodistas decide desligarse de la Asociación y fundar una nueva radio (llamémosla "Radio U").

Preguntas casuísticas:
  • ¿A quién le pertenece el premio a la mejor radio?
  • ¿Puede atribuirse la nueva radio el premio otorgado a su antecesora?
Ah, pues...

Como dijimos al inicio de la nota, la ilegitimidad del título de 1929 no está en la forma como se ganó, si no en la forma como se lo atribuyen, ya que el título fue ganado por la Federación Universitaria de Deportes, institución que aún existe, como lo hemos demostrado; Universitario de Deportes nace como tal en enero de 1933, como una nueva institución, una institución distinta e independiente, desligada absolutamente de la Federación Universitaria de Deportes y por ende de la FEP.

Cabe la pregunta: ¿puede una institución nacer con un título bajo el brazo?

Captura de la página web de la Federación Universitaria de Deportes (FEDUP), institución aún existente.
La errónea comparación con el caso de Sport Alianza - Alianza Lima

Muchos hinchas cremas, confundidos, arrebatados y acorralados con esta feroz revelación que pone una vez más en evidencia las falacias de las que se compone la historia del club que dicen querer, recurren al "pero tú también...", en alusión al cambio de nombre que sufrió Alianza Lima en la década del 20. Pues bien, el caso de Alianza Lima es totalmente distinto, ya que el club blanquiazul nunca dependió de institución alguna, nació como Sport Alianza en febrero de 1901 y fue en junio de 1925 cuando, reforzado con algunos jugadores del Sport Progreso, se presenta en su debut internacional como "Alianza Lima". El rival era ni más ni menos que el Belgrano de Uruguay, equipo conformado por jugadores de la más poderosa selección uruguaya de aquellos tiempos. Alianza Lima ganaría este encuentro por 3 a 2, y tras esta resonante victoria se optó por cambiar el nombre de la institución de Sport Alianza a Alianza Lima. En este caso no se creó una nueva institución, se trató apenas de un cambio de razón social.

¿Y las 26 estrellas?

Tras todos estos contundentes argumentos ya suena hasta risible hablar de las famosas "26 estrellas" (aunque a ellos les suene bonito, claro, más aún diciendo y repitiendo por todos lados que nosotros tenemos 19 títulos, cuando ya se ha desmentido este tremendo mito incansables veces), pues si contabilizamos los títulos de Universitario de Deportes como tal, serían sólo 24, teniendo en cuenta de que el título de 1929 le pertenece a la Federación Universitaria de Deportes y que el título de 1934 le pertenece a Alianza Lima como consta en los documentos de la época, y como ha sido demostrado en las diversas investigaciones presentadas tanto por esta página como por La Hermandad Aliancista, investigaciones que hasta el día de hoy ningún miembro de la parcialidad crema (incluyendo al mismísimo Jaime Pulgar Vidal) ha podido refutar. Considerando que la real cantidad de títulos de Alianza Lima es de 23, nos encontramos con la escueta diferencia de un título entre un club y otro, esa es la diferencia real, independientemente de los ya demostrados errores de la FPF y de las antojadizas suposiciones rivales. Más allá de que es cierto de que estos 24 campeonatos los obtuvieron teniendo menos años de existencia (aquí no somos mezquinos), ¿un título de diferencia les bastaría para sentirse "inmensamente superiores"?

Más mitos derrumbados, y así, poco a poco, se va cayendo el inmenso castillo de naipes que estos señores han construido en base a mentiras durante todas estas décadas. Así que 26 estrellas, ¿no?, sí, sí, claro.